Laura Cristina Ovalle, colombiana asesinada en México
Laura Cristina Ovalle, colombiana asesinada en México.
Foto: Twitter
23 Ago 2019 01:33 PM

Crimen de Laura Ovalle: colombiana habría autorizado ingreso del presunto asesino

La escort colombiana fue hallada muerta el pasado 20 de agosto al interior de su apartamento en México.
Camila Torres
María Camila
Torres Cepeda
@kamitorrs

Un escabroso caso de feminicidio cobró la vida de una mujer colombiana en México, el pasado 20 de agosto. Se trata de Laura Cristina Ovalle, de 31 años, quien se encontraba radicada en Ciudad de México hace un año.

El cuerpo de la mujer fue hallado al interior de su apartamento, ubicado en un exclusivo sector de la ciudad conocido como Nuevo Polanco. La víctima presentaba hematomas en varias partes del cuerpo y un fuerte golpe en la cabeza al lado izquierdo.

El hallazgo del cuerpo lo reportó la empleada de servicio de Laura Cristina, quien llegó a la residencia a hacer aseo como todos los días. 

Lea también: Laura Cristina Ovalle ¿escort colombiana asesinada por un cliente en México?

Las autoridades abrieron una investigación sobre el crimen, sin embargo versiones extraoficiales apuntan a que el presunto asesino sería uno de los clientes de la colombiana, quien era escort y ofrecía servicios sexuales a través de sus redes sociales en los que especificaba que cobraba 1.500 pesos mexicanos por hora, es decir aproximadamente 250.000 pesos colombianos.

Ante el macabro asesinato, los vecinos de Laura quedaron consternados y declararon a diferentes medios internacionales que la mujer era una persona amable y que no tenía problemas con ninguna persona del edificio Grand Tower.

Sin embargo, ante el temor de quién sería el responsable del crimen, la administración del edificio residencial emitió un comunicado a sus vecinos explicando lo que sucedió ese 20 de agosto para calmarlos pues el hecho se dio en una de las zonas más seguras de la ciudad.

El comunicado al que tuvo acceso el medio internacional Infobae, señala que Laura Cristina fue quien autorizó el ingreso del aparente asesino.

Lea También: Joven envenenó a sus hijos y luego se suicidó en Bosa

"La inquilina llevaba aproximadamente un año en arriendo en el departamento y fue ella misma la que le dio autorización de acceso al sospechoso del homicidio. El protocolo de seguridad en todo momento se llevó a cabo de acuerdo con las consignas de seguridad", informa el documento.

Se explica que en ningún momento hubo alguna falla de seguridad en el edificio y que los vigilantes cumplieron con su labor. 

Relata que como está indicado en el protocolo de acceso al edificio Gran Tower, las personas que no residen en el apartamento deben registrarse en el libro de la recepción y esperar a que el dueño de la vivienda autorice el ingreso.

Luego el guarda de seguridad acompaña al visitante hacia al ascensor, el cual se desbloquea con las tarjetas de acceso de los mismos residentes. Razón por la que señalan que nunca hubo un incumplimiento a dicho proceso y fue la colombiana quien autorizó el paso de esa persona.

Le puede interesar: Recapturan a hombre que mató a su expareja con cerveza envenenada

De acuerdo con lo publicado en sus redes sociales, Laura ofertaba sus servicios aclarando que recibiría a los clientes en su propio apartamento, de hecho publicó videos del mismo para que los clientes se sintieran seguros.

Hasta el momento las autoridades no han logrado establecer la identidad del hombre, del que según la Policía, quedaron huellas en el apartamento además de manchas de sangre en la sala que aparentemente dibujan lo que serían las marcas de un zapato.

Otro detalle que se conoció es que al parecer la mujer tenía cita con su entrenador personal a las 10:00 am, no obstante en la noche del lunes llamó a aplazarla para la 1:00 pm.