Ataque en Gaza
Foto: AFP
6 Mar 2019 06:27 AM

Con globos explosivos, Israel atacó un puesto militar en Gaza

La dinámica de arrojar globos o cometas con material incendiario ha sido común desde el comienzo de la llamada Gran Marcha del Retorno.
Camila Torres
María Camila
Torres Cepeda
@kamitorrs

El Ejército israelí atacó este 5 de marzo por la noche varios puntos de un instalación militar del movimiento islamista Hamás en Gaza tras el lanzamiento de globos con artefactos explosivos desde la franja hacia Israel, informó un portavoz militar.

"Aviones de combate del Ejército atacaron varios objetivos terroristas en un recinto militar de Hamás en el norte de la Franja de Gaza", concretó la portavocía castrense en un comunicado, que agregó, la ofensiva fue "en respuesta a globos explosivos arrojados hacia territorio israelí" desde el enclave palestino.

Tres misiles impactaron contra un campo de entrenamiento de las Brigadas de Azedín al Kasam, brazo armado de Hamás, causando destrozos en el área y sin que se produjeran heridos, señalaron fuentes de seguridad y medios locales palestinos.

Lea también: Comisión ONU acusa a Israel de crímenes de guerra contra las marchas de Gaza

El incidente de anoche marcó el cuarto día consecutivo en que el Ejército israelí ataca posiciones militares en Gaza, en tres de los casos como represalia por el lanzamiento contra su territorio de globos cargados con objetos explosivos, mientras que la noche del domingo atacó después de que palestinos arrojaran artefactos incendiarios contra la valla de separación.

Además, la aviación israelí bombardeó otra instalación del ala militar de Hamás el pasado miércoles, también en respuesta al lanzamiento de globos explosivos.

La dinámica de arrojar globos o cometas con material incendiario ha sido común desde el comienzo de la llamada Gran Marcha del Retorno, protestas semanales que se organizan junto a la frontera con Israel desde hace casi un año.

Vea también: Canciller pide no invitar a embajadores de Israel y Palestina a audiencia de TLC

Esta práctica ha causado numerosos incendios en campos israelíes, y la semana pasada, un globo explosivo causó daños en una vivienda de una comunidad israelí junto a la frontera.

La tensión en la línea divisoria ha provocado desde hace un año siete picos de violencia, con el disparo masivo de proyectiles desde Gaza y bombardeos israelíes de represalia, contenidos por frágiles treguas.

Israel hace responsable a Hamás, considerada organización terrorista también por la Unión Europea y Estados Unidos, de estos sucesos, y mantiene el enclave bajo un férreo bloqueo desde 2007, cuando el grupo islamista se hizo con el poder de facto de la franja.

Desde que comenzaran las protestas en marzo de 2018, que reclaman el fin del bloqueo israelí y el retorno de los refugiados, 260 palestinos han muerto, según cifras del Ministerio de Sanidad de Gaza, además de un soldado israelí junto a la franja y otro en una operación encubierta del Ejército dentro del enclave.

Fuente
EFE