Elecciones en Estados Unidos - máquina de votación
Resultados de elecciones en Estados Unidos se conocerán el 3 de noviembre.
AFP

¿Cómo funcionan las elecciones presidenciales de Estados Unidos?

Si bien los ciudadanos participan, no es el voto popular el que elige directamente al presidente.

En las elecciones presidenciales de 2016, Hillary Clinton obtuvo más de 65,8 millones de votos, mientras Donald Trump consiguió cerca de 63 millones. Sin embargo, el ganador fue Trump y la razón es que en Estados Unidos el presidente se define en el Colegio Electoral y no directamente con la votación popular.

En ese sentido, los ciudadanos terminan votando por los miembros del Colegio Electoral (conformado por 538 personas). A esos miembros se les llama electores. Cada estado de EE. UU. tiene un número diferente de electores que depende de su población (mínimo son tres). El distrito de Columbia, conocido como Washington DC, tiene tres electores y "es tratado como un estado a efectos del Colegio Electoral", explica el Gobierno.

Distribución de los votos electorales:

Distribución de votos electorales
Gobierno de Estados Unidos
Distribución de votos electorales

A excepción de Maine y Nebraska, el candidato que consiga la mayoría de votos populares se queda con todos los votos de los electores del Colegio Electoral. Al final, es elegido presidente el que logre al menos 270 de los 538 votos electorales. En 2016, por ejemplo, Trump consiguió 304, pese a que obtuvo menos votos populares que Clinton.

En Maine y Nebraska, el ganador del voto popular obtiene dos votos electorales.

Si ninguno de los candidatos obtiene los 270 votos mínimos del Colegio Electoral, el Senado elige al vicepresidente y la Cámara, al presidente.

Las elecciones presidenciales están programadas para el 3 de noviembre de 2020 y los miembros del Colegio Electoral emiten su voto en diciembre. Sin embargo, puede darse el caso de que algún elector no decida apoyar al candidato que ganó el voto popular en cierto estado, aunque es algo poco usual.

En 2016, por ejemplo, de los 38 votos electorales de Texas, Trump obtuvo 36 pues dos delegados decidieron respaldar a Ron Paul y John Kasich (pese que no estaban inscritos como candidatos). Algo similar pasó en los estados de Washington y Hawái. En ambos, Clinton ganó, pero tres electores votaron por Colin Powell y uno lo hizo por Faith Spotted Eagle (activista de los nativos) en Washington, mientras en Hawái un elector se inclinó por Bernie Sanders.

Por Gustavo Gómez Martínez

Fuente
Sistema Integrado Digital