China3.jpg
Referencia de AFP
7 Mayo 2018 10:53 AM

China dice que no quiere afectar intereses de terceros en Latinoamérica

El avance de China en Latinoamérica no tiene "agendas escondidas" y su presencia en la región no busca afectar los intereses de terceros países, dijo hoy el embajador del país asiático en Panamá, Wei Qiang.

"Lo último que quisiéramos hacer incrementando nuestra presencia aquí es perjudicar los lazos tradicionales de cooperación que tiene esta región con terceras partes ni tampoco queremos perjudicar intereses de otros", afirmó el diplomático chino en referencia a la histórica relación entre Estados Unidos y América Latina.

El embajador, que participó en un coloquio en la Cancillería panameña sobre las nuevas relaciones entre Panamá y China, aseguró que la expansión del gigante asiático en Latinoamérica no es un "juego geopolítico" ni tiene "agendas escondidas".

"China, a pesar de ser hoy en día la segunda economía del mundo, sigue siendo un país en vías de desarrollo y nuestro interés es unirnos con los demás países en vías de desarrollo para alcanzar nuestra meta común de desarrollo compartido en un tipo de cooperación ganar-ganar", explicó.
República Dominicana se convirtió la semana pasada en el último país de la región en establecer relaciones diplomáticas con China y romper sus vínculos con Taiwán, mientras que el próximo 12 de junio se cumple un año desde que lo hizo Panamá.

Panamá y China ya mantenían un importante intercambio comercial antes de establecer relaciones, pero se espera un notable crecimiento del mismo cuando ambos países suscriban un Tratado de Libre Comercio (TLC), que empezarán a negociar previsiblemente durante el segundo semestre de este año.

El país asiático es el primer proveedor de la Zona Libre de Colón, la zona franca más grande del hemisferio, ubicada en el Caribe panameño, y el segundo usuario más importante del Canal de Panamá, por el que pasa cerca del 6 por ciento del comercio mundial, después de EE.UU.

El diplomático chino rechazó la teoría de que las relaciones comerciales son siempre más lucrativas para China y dijo que aunque el gigante asiático fue uno de los grandes beneficiarios del ciclo de las "commodities", "también contribuyó a que América Latina se salvase de la pasada crisis económica".

Sin embargo, añadió, el esquema comercial de China en Latinoamérica "ha estado experimentando grandes cambios para mejor" en los últimos tiempos.

"En la actualidad tanto China como Latinoamérica estamos en un mismo bote en medio de unas aguas un poco turbulentas, muy desafiantes, en un mundo lleno de incertidumbres. En medio de esta situación, tanto China como Latinoamérica enfrentamos el gran desafío de fortalecernos y mejorar nuestra autonomía", concluyó el primer embajador chino en Panamá.
El intercambio comercial entre China y Latinoamérica se ha multiplicado en la última década, y el año pasado alcanzó los 266.000 millones de dólares, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

En materia financiera, China ha proporcionado en la última década recursos que ascienden a 141.000 millones de dólares (114.300 millones de euros) un monto superior al recibido por los países de la región de instituciones con sede en Washington como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco Mundial (BM).

Con información de EFE