Disturbios en velorio de Maradona
AFP
15 Dic 2020 01:36 PM

Casa del conductor de Maradona es registrada en investigación por muerte del jugador

El motivo del registro obedece a que "se ha constatado" que el chófer estaba en la casa del barrio privado San Andrés al momento del deceso.
agenciaefe
Agencia
Efe

La Justicia ordenó y llevó este martes adelante un registro en el apartamento de Buenos Aires donde vive Maximiliano Trimarchi, que trabajaba como chófer de Diego Armando Maradona, en el marco de la causa en la que se investiga si hubo mala práxis en el tratamiento médico del astro del fútbol, que murió de un paro cardiorrespiratorio el 25 de noviembre pasado.

Según informó en un comunicado la Fiscalía General de San Isidro, encargada del caso, en la madrugada de hoy, a petición del equipo de fiscales y por orden del juez, se realizó el allanamiento del apartamento de Trimarchi, durante el cual se incautó su teléfono móvil.

Lea aquí: En Rusia, una mujer se casó con una maleta

El motivo del registro obedece a que "se ha constatado" que el chófer estaba en la casa del barrio privado San Andrés, en la provincia de Buenos Aires, donde falleció el exfutbolista, al momento del deceso.

"La importancia del secuestro (incautación) de dicho elemento radica en que podría resguardar en ese dispositivo información valiosa vinculada al suceso", añade el texto difundido.

Además, este martes comenzará la pericia informática que llevarán a cabo peritos de la Unidad de Análisis e Investigación Digital de la Policía Judicial de la Procuración General de la Provincia de Buenos Aires, sobre los dispositivos electrónicos ya incautados en otros registros.

Y continúa el análisis iniciados el pasado viernes de los celulares del neurocirujano Leopoldo Luque, que atendía a Maradona y había participado de su intervención por un hematoma cerebral a comienzos de noviembre, y de su psiquiatra, Agustina Cosachov.

Le puede interesar: Las noticias insólitas, más allá de la pandemia, que marcaron el 2020

Maradona falleció a los 60 años en el domicilio en el que se recuperaba de esa intervención quirúrgica, entre otras dolencias, y tras el fallecimiento se inició una investigación por posible mala praxis que, aunque por ahora no tiene imputados, tiene en el punto de mira al cuerpo médico responsable del cuidado del "10", principalmente Luque y Cosachov.