Periodistas, camarógrafos y reporteros gráficos de Bogotá realizaron un plantón en solidaridad por los periodistas ecuatorianos asesinados, el 16 de abril de 2018 en Bogotá
Periodistas, camarógrafos y reporteros gráficos de Bogotá realizaron un plantón en solidaridad por los periodistas ecuatorianos asesinados, el 16 de abril de 2018 en Bogotá
Colprensa
23 Jun 2018 05:46 PM

Cancillería responde a las críticas por caso de periodistas ecuatorianos asesinados

El Ministerio de Relaciones Exteriores reiteró su solidaridad con las familias de Javier Ortega, Paul Rivas y Efraín Segarra.
Catherine Nieto Morantes
Catherine
Nieto Morantes
@Leidyknietom

En respuesta a la nota de protesta que envió el Gobierno de Ecuador a Colombia por revelar información sin alguna verificación científica, sobre la supuesta identificación de los cuerpos de los ciudadanos ecuatorianos, la Cancillería aseguró que se cumplió con el respectivo protocolo antes de que el presidente Juan Manuel Santos diera la noticia a la opinión pública.

La Cancillería reiteró además su solidaridad con las familias de Javier Ortega, Paul Rivas y Efraín Segarra, secuestrados y asesinados en la frontera colombo ecuatoriana por las disidencias de las Farc.

“Antes de que se conociera la noticia por los medios de comunicación, la Ministra de Relaciones Exteriores de Colombia, María Ángela Holguín, le comunicó a su homólogo ecuatoriano, José Valencia, que habían sido localizados y posteriormente exhumados unos cuerpos en el departamento de Nariño, que podrían corresponder a los de los secuestrados, con el fin de que el Canciller transmitiera la información a las familias por los canales oficiales”, manifestó la Cancillería colombiana por medio de un comunicado.

Así mismo, en el documento se explica que “el ministro de Defensa colombiano, Luis Carlos Villegas, también se comunicó con sus homólogos de Defensa e Interior y con el Encargado de Negocios de la Embajada de Ecuador en Bogotá. Todas estas comunicaciones se dieron antes de que el Presidente Juan Manuel Santos diera la noticia a la opinión pública”.

La entidad gubernamental se declaró sorprendida al conocer de esta inconformidad por parte del gobierno ecuatoriano, debido a que aseguran haber puesto a disposición de las autoridades de ese país toda la ayuda posible desde el momento en el que se presentó el trágico suceso. “Hemos cumplido nuestros compromisos y lo seguiremos haciendo. Desplegamos los máximos esfuerzos para apoyar el esclarecimiento de los hechos, la aplicación de la justicia a los responsables y el mantenimiento de la seguridad en la zona”, registra el comunicado.

Allí además se explica que “la Canciller colombiana se reunió con la CIDH y remitió en nombre del Gobierno Nacional una carta manifestando toda la disposición para colaborar en la investigación que se adelante”, reiterando que desde el hallazgo de los cuerpos las autoridades colombianas activaron, junto al Comité Internacional de la Cruz Roja, el protocolo para la verificación de las identidades. 

Finalmente, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia señaló como los únicos responsables a los sujetos que, bajo las órdenes de “alias Guacho”, cometieron el crimen. “Los únicos responsables de estos condenables hechos son los criminales que ejecutaron tales acciones y por tanto lo que procede en estas circunstancias es estrechar la cooperación; debemos unir esfuerzos en la lucha contra el narcotráfico y contra los grupos criminales en la frontera”, puntualizó la Cancillería.

El comunicado: 

El Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Colombia reitera su sentimiento de solidaridad a las familias de los ciudadanos ecuatorianos Javier Ortega, Paul Rivas y Efraín Segarra, víctimas de secuestro y asesinato en la frontera colombo ecuatoriana. 

Antes de que se conociera la noticia por los medios de comunicación, la Ministra de Relaciones Exteriores de Colombia, María Ángela Holguín, le comunicó a su homólogo ecuatoriano, José Valencia, que habían sido localizados y posteriormente exhumados unos cuerpos en el departamento de Nariño, que podrían corresponder a los de los secuestrados, con el fin de que el Canciller transmitiera la información a las familias por los canales oficiales. 

El Ministro de Defensa colombiano, Luis Carlos Villegas, también se comunicó con sus homólogos de Defensa e Interior y con el Encargado de Negocios de la Embajada de Ecuador en Bogotá. Todas estas comunicaciones se dieron antes de que el Presidente Juan Manuel Santos diera la noticia a la opinión pública. Desde el hallazgo de los cuerpos las autoridades colombianas activaron, junto al Comité Internacional de la Cruz Roja, el protocolo para la verificación de las identidades.  

Sorprende la nota de protesta del Gobierno ecuatoriano. Desde que se registró esta trágica noticia pusimos a disposición del Ecuador todas nuestras capacidades y ayuda; hemos cumplido nuestros compromisos y lo seguiremos haciendo. Desplegamos los máximos esfuerzos para apoyar el esclarecimiento de los hechos, la aplicación de la justicia a los responsables y el mantenimiento de la seguridad en la zona.

Asimismo, la Canciller colombiana se reunió con la CIDH, y remitió en nombre del Gobierno Nacional una carta manifestando toda la disposición para colaborar en la investigación que se adelante.

Los únicos responsables de estos condenables hechos son los criminales que ejecutaron tales acciones y por tanto lo que procede en estas circunstancias es estrechar la cooperación; debemos unir esfuerzos en la lucha contra el narcotráfico y contra los grupos criminales en la frontera. Es el trabajo conjunto el que nos permitirá seguir luchando contra la delincuencia. 

Será el Comité Internacional de la Cruz Roja el encargado de  comunicarse con las familias, y a través de la Cruz Roja se darán a conocer los avances para el traslado de los cuerpos cuando así se requiera.