Bailarina de Ballet recuerda sus mejores años al escuchar el Lago de los Cisnes
Bailarina de Ballet recuerda sus mejores años al escuchar el Lago de los Cisnes
Tykey Hernandez
10 Nov 2020 11:27 AM

[Video] Bailarina con Alzheimer ‘revive’ al escuchar El Lago de los Cisnes

Marta González Saldaña fue la primera bailarina del Ballet de Nueva York y ese recuerdo lo conservará para siempre.
Miguel Valencia
Miguel Ángel
Valencia González
@MiguelValenciaf

Quizás no se puede olvidar lo amado. Tampoco resulta posible a lo que se han dedicado todos los esfuerzos e ilusiones. Al menos así lo demostró Marta González Saldaña, la primera bailarina del Ballet de Nueva York, que en la actualidad sufre de Alzheimer.

Ella, pese a esa triste enfermedad, no pudo deshacerse del recuerdo de sus mejores años de bailarina, más aún cuando escuchó 'El Lago de los Cisnes’ de Tchaikovsky.

Lea también: Así es el final del arcoíris; una familia lo encontró

La mujer, ya en la tercera edad y en silla de ruedas, comenzó a imitar los movimientos que hacía en el ballet mientras escuchaba la melodía. Con elegantes figuras con sus manos y ligeros movimientos de cisne -como en los años en que realizaba ese baile ante cientos de espectadores- emocionó a muchos.

En la grabación que evidencia el momento también se ven imágenes de la mujer cuando era una bailarina joven que hacía complejas figuras, saltos, giros, estiramientos y toda una puesta en escena de alta complejidad.

Tras hacer la representación de 'El Lago de los Cisnes’, la mujer aseguró que estaba muy emocionada y continuó en el coro bailando desde su silla de ruedas, con una técnica y unos movimientos que repitió cientos de veces para lograr esa estética corporal, que ya hace parte de su naturaleza.

Lea también: [Video] Mujer renuncia por megáfono y le canta la tabla a sus compañeros

Finalmente, el video, que se viralizó en redes sociales, hizo llorar a muchas personas en el mundo por el significado del momento y por la devoción de la mujer a su arte. Además, por ese amor al baile que ninguna enfermedad podrá quitarle jamás.