La Manada
21 Jun 2019 08:35 AM

Aumentan condena a los miembros de "La Manada" por caso de violación

Estos sujetos son acusados de abusar en grupo de una joven de 18 años durante las fiestas de San Fermín de 2016.
Daniela
Henao Cardozo
@CHenaodaniela

El Tribunal Supremo español condenó a 15 años de prisión por violación a los cinco miembros de "La Manada" que abusaron en grupo de una joven durante las fiestas de San Fermín de 2016 y se grabaron para alardear de los hechos.

El máximo tribunal elevó así la pena que los cinco hombres recibieron en primera instancia en 2018, cuando fueron condenados a 9 años de prisión por abuso sexual y no por violación. Esa pena, considerada benévola, y la puesta en libertad provisional de los acusados generó una gran movilización feminista en el país.

Le puede interesar: Policía ya tiene videos del hotel donde mujer asegura fue abusada por Neymar

En una audiencia televisada, cinco magistrados, dos de ellos mujeres, examinaron este viernes los recursos de las acusaciones y la defensa.

Los cinco miembros de "La Manada", como se hacían llamar en un grupo de WhatsApp donde se jactaron de sus acciones, son acusados de abusar sexualmente en grupo de la joven de entonces 18 años en julio de 2016 en Pamplona, en plenas fiestas de San Fermín.

Menos de un cuarto de hora después de encontrarla borracha, le hicieron practicarles felaciones y la penetraron sin preservativos en la entrada de un edificio, tras lo cual le robaron el teléfono móvil y la dejaron semidesnuda.

Lea también: JEP negó amnistía a exguerrillero de las Farc que abusó de niña Wayúu

Luego compartieron las imágenes grabadas por WhatsApp, una prueba utilizada en su contra en el juicio pero también contra la víctima, que debió justificar su aparente pasividad.

"Los hechos son constitutivos del delito de violación" y existió "fuerza intimidatoria suficiente", aseguró en la audiencia la fiscal Isabel Rodríguez, solicitando aumentar la pena a 18 años de cárcel para cada uno de los acusados, y dos años adicionales para el que robó el celular.

Lea también: Mujeres japonesas viven una pesadilla en los metros por los acosadores

Según la fiscal, la víctima sintió "estupor" y miedo cuando fue rodeada por "cinco varones adultos y de fuerte complexión física" de entre 24 y 27 años, por lo que "adoptó una actitud de sometimiento, no de consentimiento".

"No se puede exigir a las víctimas actitudes peligrosamente heroicas", según la jurisprudencia del Supremo, agregó Rodríguez.