22 Mar 2016 03:27 PM

Ataques en Europa son "una tercera guerra mundial"

Así lo consideró el ministro de Defensa israelí Moshé Yaalón. Además, el rey Felipe de Bélgica ha dicho que a los atentados en Bruselas se responderá con "firmeza, calma y dignidad".
El ministro israelí de Defensa, Moshé Yaalón, condenó los atentados terroristas cometidos en Bélgica y advirtió de que éste y otros anteriores ataques en Europa suponen "una tercera guerra mundial contra los valores humanistas que compartimos" en Occidente.
 
En un comunicado de condena y solidaridad con el pueblo belga, Yaalón afirma que los atentados en Bruselas y el del pasado sábado en Estambul son "ejemplos de que la cultura occidental está los últimos años bajo un ataque indiscriminado y despiadado de radicales islamistas, destinado a dañar y perturbar la vida de los ciudadanos del mundo libre".
 
Agregó que, a su juicio, es "una guerra que, si no combatimos con las herramientas adecuadas y a todos los niveles, continuará causando daño y estragos" y que "requiere de unidad para luchar con determinación".
 
"La manera de hacer esto es aunando los esfuerzos de los cuerpos de seguridad y de los grupos de inteligencia del mundo libre", concluyó. 
 
Además, el rey Felipe de los belgas dijo que se responderá a los atentados de Bruselas, que han causado más treintena de muertos y doscientos heridos, con "firmeza, calma y dignidad".
 
"Ante la amenaza seguiremos respondiendo juntos con firmeza, calma y dignidad", dijo el rey Felipe en un breve mensaje grabado dirigido a la nación y retransmitido por todas las cadenas de radio y televisión.
 
"Mantengamos la confianza en nosotros mismos, esta confianza es nuestra fuerza", añadió.
 
El primer ministro, el liberal Charles Michel, en una comparecencia ante la prensa anterior subrayó las "vidas rotas" que han dejado "los atentados más mortíferos" que ha sufrido su país, en un atentado de "la barbarie más extrema".
 
Michel se dirigió a los responsables de estos ataques, a quienes calificó de "enemigos bárbaros de la libertad y de la democracia", para asegurar que los belgas van a "seguir unidos" y "plenamente movilizados con la determinación completa para proteger (sus) libertades y (su) estilo de vida".
 
Recordó que la libertad en Bélgica "ha sido golpeada" como en el pasado ya había ocurrido en otros países europeos como Francia y España, y consideró "importante" volver "progresivamente a una vida normal".
 
El jefe del Gobierno belga, que recordó los tres días de luto oficial en el país, insistió en que las investigaciones para aclarar estos atentados van a continuar "noche y día".
 
Fuente
Sistema Integrado Digital