SantosyAngelaMerkel.jpg
Ángela Merkel, canciller alemana, y Juan Manuel Santos, presidente de Colombia, en Asís (Italia) / AFP
12 Mayo 2018 01:58 PM

Ángela Merkel dice que Santos entrará a la historia de la paz de Colombia

La canciller alemana y el jefe de Estado se reunieron en Asís, en el centro de Italia.
La
Fm

La canciller alemana, Angela Merkel, felicitó al presidente, Juan Manuel Santos, por la paz y dijo que su mandato "pasará a la historia", durante la entrega del premio "Lámpara de la Paz" de la orden franciscana a la mandataria en Asís (centro de Italia).

"Su presidencia y su mandato entrarán en la historia de Colombia como un punto de inflexión con el alcance de la paz y la apertura de la reconciliación", dijo la canciller durante su discurso de agradecimiento.

Merkel, que definió la paz como "el deber más noble y universal de la política", felicitó a Santos por el fin de "decenios de guerra civil cruenta" y celebró las elecciones de marzo, en las que se renovó el Parlamento "por primera vez sin violencia”. Y afirmó: "Han sido unas elecciones en señal de la paz".

Santos, premiado con la "Lámpara de la Paz" por los franciscanos en 2016 por el proceso de pacificación con la guerrilla de las Farc, entregó esta distinción a la canciller en un acto en la basílica de Asís al que asistieron autoridades políticas y eclesiásticas.

Este reconocimiento, con el que la orden franciscana premia los esfuerzos en favor de la concordia, ha recaído en el pasado en personalidades como la también colombiana Íngrid Betancourt (2009), la madre Teresa de Calcuta y el Dalai Lama (1986) o el papa Francisco (2015).

Lámpara de la paz

El presidente Santos entregó este sábado la "Lámpara de la Paz" que obtuvo en 2016 de los franciscanos de Asís (centro) a la canciller alemana Angela Merkel, preocupada por la "tensa" situación entre Irán e Israel.

La basílica de San Francisco fue el escenario en el que Santos dio en relevo a Merkel la lámpara de aceite con la que los franciscanos piden a los líderes mundiales un esfuerzo por la concordia y que él recibió en 2016 por la paz con la guerrilla.

Por eso en su discurso recordó aquellos acuerdos de pacificación, controvertidos en Colombia, y dejó claro que "no siempre las causas más justas, no siempre las causas más humanas son las más populares, pero son las únicas por las que vale la pena luchar".

Lo dijo, confesó, porque lo vivió en "carne propia", en alusión a las críticas que recibió por ese proceso con las Farc pese a zanjar "un conflicto armado interno" que provocó "cientos de miles de muertos y millones de víctimas”.

"No obstante, nunca faltan aquellos que añoran la guerra, o que privilegian la venganza sobre la reconciliación", recriminó Santos, Premio Nobel en 2016 por este mismo logro. El presidente, que concluirá su mandato en agosto, destacó de Merkel sus esfuerzos por la acogida de refugiados y su rol de "baluarte" de "la paz y la convivencia" en la Unión Europea.

"Usted, apreciada canciller, representa esos principios que deben servir de antídotos en un mundo donde surgen, con peligrosos bríos, los fantasmas del nacionalismo, del fundamentalismo, del racismo, del populismo y la intolerancia", advirtió Santos.

La mandataria alemana recibió esta simbólica lámpara de aceite, réplica de la que ilumina la tumba del santo de los pobres, por su "respeto a la promoción de la persona y su libertad, su esfuerzo por construir una comunidad capaz de acoger y valorar las diferencias", destacó el custodio del convento, padre Mauro Gambetti.

En su discurso, Merkel defendió el proyecto europeo como "un extraordinario factor de paz en el contexto internacional actual" pero apuntó que basta repasar la historia del continente para percatarse de que "la paz es frágil" y "no se da por descontada".

Advirtió sobre los riesgos y conflictos que se extienden por los confines del continente como la anexión de Crimea por parte de Rusia o la guerra en el este de Ucrania, donde pese a los esfuerzos se dan violaciones de los Acuerdos de Minsk, lamentó.

La canciller también se refirió al reciente abandono del Acuerdo Nuclear con Irán por parte de los Estados Unidos de Donald Trump, lo que ha "tensado" la relación entre la República Islámica e Israel.

Alemania, dijo, "sigue" estos acontecimientos teniendo en cuenta que la seguridad de Israel es una de sus "razones de Estado".

Por otro lado denunció la guerra de Siria, "una de las mayores tragedias humanitarias de nuestros tiempos" y defendió la necesidad de "comprometerse políticamente" con las personas que "necesitar una luz de esperanza", los refugiados que huyen del conflicto.

Merkel recibió la "Lámpara de la Paz" de manos del propio Santos en la imponente basílica de San Francisco, decorada con los frescos de Giotto y donde este sábados, en honor a la premiada y a la idea propia de Europa, resonó el "Himno de la Alegría" de Beethoven. Posteriormente, los dos invitados participaron en una conferencia con unos trescientos jóvenes y algunos de ellos les dirigieron sus preguntas basadas esencialmente en el futuro y la paz del mundo.

Santos abordó la situación de su país, que se prepara ahora para otra negociación con la guerrilla Ejército de Liberación Nacional (ELN), y consideró que "la paz no es solo el silencio de los fusiles, eso es solo un paso", sino que su "verdadera construcción requiere mucho tiempo".

Se trata de edificar una paz sólida como una catedral, como el templo de Asís, "con fundamentos sólidos, ladrillo a ladrillo", un esfuerzo que "debe ser de todos, de la sociedad civil", señaló.

Merkel, preguntada por otro estudiante, apostó por sociedades "abiertas" y capaces de recibir a quien viene de fuera pues las que se muestran cerradas "pierden su bienestar".

Por otro lado alertó sobre otros de los riesgos para la UE, los nacionalismos que afloran en su seno, y el populismo, ante lo que pidió a los jóvenes que contrasten pues "si los problemas son difíciles, también lo tienen que ser sus soluciones", aclaró.

Tras este acto, al que también asistió el primer ministro en funciones de Italia, Paolo Gentiloni, los mandatarios mantuvieron un encuentro bilateral en la Sala del Capítulo y concluyeron la jornada firmando una bandera de la paz elaborada por inmigrantes.

Con información de EFE