Coronavirus
AFP
2 Feb 2020 07:47 PM

A 360 se eleva número de muertos por coronavirus en China

El total de personas infectadas es de 16.480.
Catherine Nieto Morantes
Catherine
Nieto Morantes
@Leidyknietom

Las autoridades sanitarias chinas informaron que el número confirmado de muertos por la epidemia de un nuevo coronavirus ascendió a 360, con 56 nuevas víctimas fatales registradas en la provincia de Hubei.

En la misma región también se registraron 2.103 nuevos casos confirmados de contaminación, añadieron las fuentes, y con ello el total de personas infectadas ya asciende a 16.480.

De esta forma, el impacto del nuevo coronavirus ya superó el número de víctimas fatales causadas por la epidemia de Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SRAS) en 2002-2003, que provocó la muerte de 349 personas en la China continental.

Especialistas creen que el nuevo coronavirus surgió en diciembre en un mercado de mariscos y pescados en la ciudad de Wuhan, en la provincia de Hubei, aunque también era conocido por la comercialización clandestina de carnes exóticas.

Lea también: Egan Bernal y su error en los nacionales: "Nos estábamos mirando mucho con Nairo"

La epidemia creció rápidamente y ya se tornó una emergencia mundial, con casos reportados en una veintena de países.

El domingo, Filipinas reportó la primera muerte fuera de China a causa de esta epidemia. Se trata de un hombre chino de 44 años que llegó a territorio filipino proveniente de Wuhan.

Los países del G7 -Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, el Reino Unido y Estados Unidos, todos con casos ya confirmados de contaminación- tienen previsto discutir una respuesta conjunta a la epidemia.

Este domingo, el Gobierno chino emitió un estricto protocolo para el tratamiento de los cadáveres. Los muertos por el coronavirus no podrán ser enterrados donde quieran sus familiares, ni tampoco tener una ceremonia de despedida.

Lea también: El miedo de los colombianos en China por el coronavirus

Los restos de los fallecidos infectados por el nuevo coronavirus deberán ser cremados en una funeraria designada y cerca de donde están.

No serán transportados entre diferentes regiones y no serán preservados por entierro u otros medios, apunta un protocolo emitido por la Comisión Nacional de Salud, el Ministerio de Asuntos Civiles y el Ministro de Seguridad Pública.