Yoga y pérdida de peso
Pexels - Andrea Piacquadio
11 Mayo 2022 11:30 AM

¿Cómo adelgazar practicando yoga?

Practicar yoga para perder peso ha tomado gran fuerza. Conozca los beneficios y cómo realizarlo para ver resultados.
evillanueva
Erika
Villanueva

Se acercan las vacaciones de mitad de año y lucir una figura saludable, tonificada y con menos rollitos es la ilusión de muchas mujeres.

Aunque se encuentran muchas maneras, sanas y no tanto, de bajar de peso, el yoga se ha convertido en una de las prácticas populares para quemar grasa, pese a que esta no sea su función principal. Es por esto que los asanas son ideales para el fortalecimiento del cuerpo, la tonificación de músculos y adelgazar.  

“El yoga no es una gimnasia, no busca unos abdominales six-pack pero los estilos más dinámicos fortalecen y tonifican el cuerpo”, comenta la maestra de yoga Xuan Lan.  

De allí que, el yoga como práctica tenga una gran variedad de estilos que pueden pasar por el estiramiento como base, hasta la quema de calorías.  

“Perder peso parece una obsesión cuando llega la primavera, pero ¿sabes cuál es tu peso saludable, cuáles son los hábitos alimenticios que deberías cambiar, qué rutina de ejercicios te ayudará a fortalecer y tonificar tu cuerpo?”, pregunta Lan a sus seguidores en Instagram.  

Pese a que el yoga tiene muchos beneficios a nivel corporal, hay que recordar que esta práctica milenaria es una conexión entre cuerpo y mente que permite el equilibrio personal.  

¿Se puede bajar de peso practicando yoga?

Para obtener buenos resultados con la pérdida calórica y así bajar de peso, tener hábitos saludables siempre es la opción principal y más si se mezcla una alimentación balanceada con rutinas de ejercicios apropiadas para su edad y estilo de vida. 

El deporte será fundamental para mantenerse en forma, sin importar la actividad física que realice y el yoga está dentro de ellas. 

De acuerdo con los expertos, el yoga es ideal para adelgazar no solo por las posturas que se realizan, sino también por el enfoque que puede tener con su cuerpo. Al tomar conciencia de cada parte de su cuerpo, los niveles de ansiedad y estrés disminuyen y así la ingesta de alimentos es más consciente y no está determinada por el estado emocional en el que se encuentre.  

Además, las posturas o asanas pueden llegar a ser bastante exigentes y desde los ejercicios para principiantes se puede ejercitar los músculos, que a su vez generan un gasto calórico y de energía.  

Otro de los factores que se debe tener en cuenta al momento de practicar yoga es la frecuencia. Según los expertos en yoga, para poder conseguir los resultados deseados, es necesario realizarlo una vez al día con una hora de duración.  

Beneficios de practicar yoga para el cuerpo 

Practicar yoga es realmente sencillo pues no es necesario contar con un espacio o herramientas determinadas, pues con tan solo una esterilla o colchoneta y ropa cómoda podrá iniciar con esta práctica.  

Entre los beneficios que tiene realizar los asanas está la estabilidad física, mental y control de emociones en diferentes entornos.  

¿Cuáles son los beneficios del yoga para las personas? 

Tonificar músculos  

Como ya se ha mencionado, mantener las posturas por un tiempo prolongado consigue fortalecer los músculos que se están utilizando con ese asana.  

Reduce la ansiedad  

Sí, la conexión entre mente y cuerpo es fundamental para controlar las emociones y por ello, el yoga es una práctica perfecta para disminuir la ansiedad. Así, al eliminar o bajar esos niveles de ansiedad también dejan de lado los ‘atracones’ de alimentos no sanos.  

Mejora la digestión  

Si usted sufre para ir al baño en las mañanas, algunas posturas pueden beneficiar con el proceso digestivo, pues evita la acumulación de deshechos y así, mejora el funcionamiento del metabolismo.  

Bikram o hot yoga: ¿qué es y cómo lo ayuda a adelgazar?

Ya habrá escuchado de esta nueva tendencia en el mundo del yoga, pues algunos influenciadores no dejan de hablar de ella como el gran hallazgo en la actividad física. 

Imagine esta escena: un espacio cerrado con temperaturas por encima de 40 grados y una humedad del 40%, un grupo de personas realizando diferentes posturas por cerca de una hora y una instructora que les exige cada vez más. Esta es la idea del hot yoga, una disciplina que consigue más popularidad por cuenta de sus grandes beneficios.

"Jugamos con la temperatura dependiendo del tipo de disciplina que practiquemos e imitamos ese calor húmedo de su tierra de origen”, menciona Macarena Cutillas, maestra de yoga a la revista Vogue.

El porqué ha tomado tanta fuerza es realmente obvio, pues los beneficios que tiene el yoga tradicional se potencian a una velocidad acelerada con la elevación de la temperatura, que simula a la de la India, lugar de origen de esta práctica. De allí que, el metabolismo tenga una activación más rápida y con ello se queme más grasa.

Fuente
Sistema Integrado Digital