FilipinasDuterte-afp_635.jpg
AFP
9 Abr 2018 09:11 AM

Netflix estrena una serie sobre la “guerra antidroga” de Duterte en Filipinas

La plataforma Netflix estrena hoy en todo el mundo “AMO”, una serie realizada en Filipinas que aborda la polémica “guerra contra las drogas” del presidente Rodrigo Duterte que ha dejado más de 7.000 muertos en los casi dos años que lleva en el poder.
La
Fm

Brillante Mendoza, ganador del premio al mejor director de Cannes en 2009 por “Kinatay”, es el responsable de esta ficción ambientada en los ambientes marginales de los bajos fondos de Manila en los que abundan la pobreza y las drogas.

“‘AMO’ es una serie cargada de audacia y suspense con el potencial de cautivar en todo el mundo audiencias en busca de emociones”, afirmó Robert Roy, vicepresidente de adquisición de contenidos en Netflix, en una nota de prensa.

El personaje principal es Joseph, un estudiante de instituto de 16 años que se dedica a trapichear con shabú (conocida como “la metanfetamina de los pobres”) y que representa el eslabón más bajo del círculo del narcotráfico filipino en el que la corrupción de las autoridades está a la orden del día.

Ya en el primer capítulo se muestra una de las “ejecuciones extrajudiciales” de la campaña antidroga de Duterte, homicidios a sangre fría y sin juicio previo de sospechosos cuyos nombres figuran en las listas de drogadictos y traficantes de poca monta elaborados por las autoridades locales.

Iniciada por Duterte a su llegada al poder en junio de 2016, la campaña contra el narcotráfico ha causado más de 4.000 “ejecuciones extrajudiciales” a manos de la policía, según los últimos datos oficiales, y al menos otros 3.000 a manos de patrullas vecinales.

Amnistía Internacional, Human Rights Watch y otras organizaciones filipinas e internacionales han denunciado violaciones de derechos humanos en esta campaña y han exigido detenerla, depurar responsabilidades y juzgar a Duterte en la Corte Penal Internacional (CPI).

A pesar de esto, el 90 por ciento de los filipinos apoya la “guerra antidroga” y el Gobierno asegura que desde su puesta en marcha se ha reducido drásticamente la criminalidad, hasta el punto de reducirse a la mitad algunos delitos como robos, atracos y violaciones.

Con información de EFE