22 Jun 2016 11:17 AM

Jordi Roca comparte sus secretos de repostería en una cárcel femenina de Chile

  El repostero español Jordi Roca, quien junto a sus hermanos dirige uno de los mejores restaurantes del mundo, compartió hoy los secretos de su reconocida pastelería junto a un grupo de reclusas de un centro penitenciario femenino de Santiago.

"Es muy bueno ver que en el oficio de un pastelero puede haber un camino diferente y divertido. Es buena idea inspirar y transmitir un mensaje que puede ir un poco más allá", dijo a Efe el experto en postres de El Celler de Can Roca, cuya innovadora gastronomía ha sido galardonada en diversas ocasiones por la prestigiosa revista británica Restaurant.

El menor de los hermanos del clan Roca compartió experiencias este martes con alrededor de 40 mujeres del Centro de Educación y Trabajo Talita Kum, quienes se encuentran en un proceso de reinserción laboral en que incluye actividades como la gastronomía y coctelería, entre otros.

En el encuentro, Jordi enseñó a las asistentes un video con lo mejor de la repostería de su restaurante, elegido el número uno del mundo en 2015, como el original dulce de duraznos y el brillante postre con hojas de eucalipto.

Asimismo, habló de las técnicas más usadas en el Celler de Can Roca, como la extracción de aromas, el ahumado con habanos y el secado en frío, entre muchas otras que complementan con máquinas de última tecnología dentro de su cocina.

"Rescato que todo se puede, teniendo las ganas y la fuerza uno puede tener metas y lograrlas, de cualquier manera. Aquí en el centro nos están capacitando para hacer todo este tipo de cosas, así que esta oportunidad resulta grandiosa", señaló Ximena Burgos, una de las internas que participó en la actividad.

En su paso por Chile, Jordi Roca dictará también una charla sobre repostería para los alumnos de la Universidad Católica, para después conocer a un "artesano de hielos" que fabrica helados con hielos milenarios de la cordillera de Los Andes, tal como se hacía en los tiempos de la Colonia.

Además, el pastelero viajará a la Isla de Pascua, para empaparse con la riqueza de su cultura, su gastronomía y la calidez de sus habitantes.

El próximo agosto, los hermanos Roca volverán al país austral para cocinar durante cinco días solo con productos atávicos de origen chileno.

Esta iniciativa, replicará en Santiago la cocina de El Celler de Can Roca, en Girona, España, con 210 metros cuadrados de superficie, un equipo integrado por 40 profesionales y capacidad para servir a 50 comensales.

El equipo, ya ha visitado Londres, Hong Kong, Phoenix y San Francisco, mientras que en sus primeras giras, en 2014 y 2015, se nutrieron con las maravillas culinarias de países como Perú, México, Colombia, Estados Unidos, Turquía y Argentina.

Estas experiencias inspiraron los documentales Cooking Up a Tribute, que plasma su ruta por América y The Turkish Way, un homenaje a la cocina turca.

El Celler de Can Roca es un restaurante de origen catalán cuya cocina se caracteriza por ser innovadora e incorporar nuevas tecnologías. Esta iniciativa, surgió en 1986, tras una larga tradición gastronómica familiar, donde la madre del clan Roca juega un rol fundamental.

Actualmente, la cocina de los hermanos Roca, dueña de tres estrellas Michelín, recibe a visitantes de todo el mundo. Cada primer día del mes, se abren las reservas para once meses más y se llenan en seis minutos.

Fuente
Sistema Integrado Digital