Jairo Alonso Vargas, presentador colombiano fallecido
Jairo Alonso Vargas, presentador colombiano fallecido
Foto de un video de Youtube
31 Mayo 2019 06:15 AM

Falleció Jairo Alonso Vargas, reconocido presentador de la TV colombiana

Muchos colombianos lo recuerdan por la presentación del Reinado Nacional de Belleza.
Alfonso
Alfonso
Rico Torres
@AlfonsoRicoT

El presentador colombiano Jairo Alonso Vargas, recordado por miles de colombianos por su presentación del Reinado Nacional de Belleza, falleció este viernes. 

Vargas fue presentador del noticiero de televisión de Jorge Barón, Telepaís, así como del Concurso Nacional de Belleza y durante varios años fue voz oficial de RCN Televisión, antes de que fuera canal privado. Jairo Alinso Vargas también trabajó en RCN Radio, tras conducir un programa en Radio Tequendama llamado 'Buenos días viejo Sol', un espacio matutino dirigido a jóvenes.

Los familiares del reconocido presentador confirmaron su muerte, tras haber permanecido en delicado estado durante los últimos meses producto de una infección.

Lea también: Jota Mario responde a críticas tras incursionar en YouTube

Jairo Alonso Vargas fue uno de los presentadores y locutores más famosos de la televisión colombiana. Tenía una gran gusto por la Navidad, al punto de que hacía pesebres gigantes y pequeños en su casa que, según le contó en 2017 a CityTv, los empezaba a alistar desde abril, mayo y junio. 

"Cada año, desde junio, comienzo con esta afición y voy pintando las figuras y lo monto en octubre, pero ahora hay que empacar las casitas, las luces, los soldados y las demás imágenes. La Navidad es un tiempo muy importante para mi vida", aseguraba el presentador.

También se consideraba amante del fútbol, hincha de Millonarios y coleccionista, no solo de pesebres, también de algunas piezas musicales y otros elementos. Solía pasar tiempo entre Bogotá y La Mesa, en Cundinamarca, donde aparentemente contrajo una bacteria que produjo su deceso. 

El 5 de diciembre de 1999 se vio vio involucrado en un accidente de tránsito con una persona que falleció. Por esa razón, estuvo bajo detención domiciliaria. "Ese día fui a presentar un evento a Villapinzón y el programa se retrasó. Así que debimos regresarnos hacia las 6:30 p.m. Yo no estaba tomado, como algunos aseguraron, pues soy abstemio, y además iba con mi esposa, que sufre de cardiopatía y ha sido desahuciada por los médicos", le dijo entonces a un medio radial.

"Las autoridades de allí pueden dar fe de que salí en sano juicio y recogí mi carro en un parqueadero de la estación de Policía, donde me hicieron el favor de guardarlo. Entre despedida y despedida nos dieron las 7 p.m. Llevábamos un trecho largo recorrido y la verdad no sabíamos por dónde íbamos porque estaba bastante oscuro. Hoy sabemos que estábamos saliendo de Gachancipá. De repente sentí un golpe fuerte por el lado del copiloto; tanto, que el vidrio se rompió. En ese momento, uno siente miedo", agregó.

Lea también: Carlos Calero publicó emotiva foto para demostrar la recuperación de su hijo

"Luego supimos que un señor que estaba borracho fue el que golpeó el carro y lamentablemente murió. A los dos días me llamó la Fiscalía de Chocontá y me preguntó que si yo había transitado por ese lugar aquella noche. Obviamente yo dije que sí, y me puse a disposición de las autoridades. En la primera instancia, el fiscal falló que no tuve responsabilidad, que fue un accidente producido por la imprudencia del señor, a quien ni siquiera atropellé, pues fue él quien se metió por un lado. Aún no sabemos si en su estado de embriaguez él iba a pasar la calle o qué. La contraparte apeló ese fallo y por eso vino la detención domiciliaria".

Según dijo entonces, aquella detención que duraría tres meses duró un año, tiempo durante el cual se dedicó a sus pesebres y a sus colecciones. "Además de mi trabajo normal grabando, me la paso pintando, arreglando mis colecciones, porque como pueden ver tengo de soldados, de carros, hice mi propio pesebre, y afortunadamente encuentro algo qué hacer", dijo entonces.

Fuente
Sistema Integrado Digital