Ana Victoria Beltrán en compañía de Diego Cadavid
Ana Victoria Beltrán y Diego Cadavid fueron pareja en 'Padres e Hijos'.
Tomada de las redes sociales
25 Oct 2019 07:05 PM

Diego Cadavid conmovió tras revelar la situación más difícil que ha vivido

El actor habló de un fuerte momento que vivió desde muy pequeño.
Daniel
Daniel Felipe
Mejía
@DFelipeMejia

Diego Cadavid, famoso actor colombiano, dejó sin palabras a miles de sus seguidores de redes sociales luego de que publicara una fotografía junto a un extenso texto, el cual llevaba una revelación que pocos se esperaban.

El intérprete de ‘Román’ en ‘Yo soy Betty, la fea’, compartió con sus fieles seguidores parte de su historia, la cual estaba cargada con momentos difíciles que tuvo que atravesar y  aprender para su futuro.

En el pie de foto de una imagen a blanco y negro, Cadavid afirmó que sus problemas emocionales detonaron distintas cosas en su interior, entre ellas la depresión, y las cuales comenzaron desde que era muy pequeño y estaba en el colegio.

Lea además: Paulina Vega bailó al ritmo de 'Sailor Moon' con una tierna niña

“'Qué geniecito!' Me repetía mi mamá siempre…y es que de niño, en Medellín, me llamaban ‘lágrima pronta’ porque era muy llorón. Las cosas me causaban angustia con facilidad, no hacer la tarea era el fin del mundo para mí. Con el tiempo entendí que realmente tenía un problema con las emociones, las cosas me causaban ansiedad, depresión o mal genio con cierta facilidad…no es muy divertido realmente”, escribió el artista en el mensaje del post que ya supera más de 30 mil likes.

En el texto, Diego aseguró que se obsesionó con el tema y buscó de diferentes maneras la información necesaria sobre lo que le estaba sucediendo internamente. Compró varios libros sobre el comportamiento humano y se dedicó a indagar lo necesario para entender.

“Mi padre, gran conferencista sobre el tema de las emociones, siempre me guió…me dice un día el viejo: ‘Si no tuvieras problemas con tus emociones a lo mejor serías un buen médico o un buen economista, pero no, fuiste un buen actor’. Y sí, agradezco a mis fuertes emociones mi relación con el arte y poder vivir de él, así como mi relación con la responsabilidad, pero el cerebro es delicado y hay que cuidarlo”, expresó el artista.

Lea también: ¿Natalia Barulich ya no está con Maluma y ahora sale con Neymar?

Ante esta crisis personal que atravesó, el actor afirma que ya grande entendió que su cerebro debe cuidarlo, ejercitarlo y entrenarlo como lo hace con su cuerpo.  Tanto así que decidió dedicarle un espacio de su día a meditar, estar quieto o en silencio por “20 minutos”.

Para finalizar el texto, Diego Cadavid explicó cómo es actualmente su vida y cómo maneja sus emociones, en especial para lograr ser feliz.

Hoy soy un hombre mucho más tranquilo, río y lloro sin reprimirme, me tengo amor y creo en mí. Sobre todo procuro siempre hacerme sentir feliz. Porque nada, en realidad nada, es tan importante para robarte la alegría. Animo! La vida es un picnic”, concluyó Cadavid en su idea.
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A quien pueda interesar: “Qué geniecíto!” Me repetía mi mamá siempre... y es qué de niño, en Medellín me llamaban “Lágrima Pronta” era muy llorón, las cosas me causaban angustia con facilidad, no hacer una tarea era el fin del mundo para mi. Con el tiempo entendí que realmente tenía un problema con las emociones, las cosas me causaban ansiedad, depresión o mal genio con cierta facilidad...no es muy divertido realmente. Con los años me obsesioné por investigar el tema: “El Comportamiento Humano”, es de lo que más libros tengo de hecho...mi padre, gran conferencista sobre el tema de las emociones siempre me guió...me dice un día el viejo: “Si no tuvieras problemas con tus emociones a lo mejor serias un buen médico o un buen economista...pero no, fuiste un buen actor”. Y sí, agradezco a mis fuertes emociones mi relación con el arte y poder vivir de él, asi como mi relación con la responsabilidad, pero el cerebro es delicado y hay que cuidarlo. Ya grande entendí que el cerebro necesitaba ser entrenado como se entrena el cuerpo, con rutinas diarias, fortalecerlo y no dejarlo volar. Yo hago estos: Un ejercicio diario de agradecimiento, no importa la hora ni la duración. Meditar o al menos estar quieto y en silencio 20 minutos. Ejercicio físico. Y... actividades que enreden al cerebro, leer, pintar, actuar, escribir, tocar un instrumento, ver series, viajar...nutrirse en la manera que se pueda. Un cerebro enfermo o lastimado puede ser más molesto que cualquier otra enfermedad. 🧠🥴 Hoy soy un hombre mucho más tranquilo, rio y lloro sin reprimirme, me tengo amor y creo en mi. Sobre todo procuro siempre hacerme sentir feliz. Por que nada, en realidad nada es tan importante para robarte la alegría. Animo! La vida es un pícnic. 🖤 Diego C. #cuidemonoselcoco #lamenteeslalocadelacasa #saludmental #pideayuda 📸 @josechica

Una publicación compartida por Diego Cadavid (@cadaviddiego) el 24 de Oct de 2019 a las 12:30 PDT