Estudiantes protestando al frente de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas, en Bogotá
Estudiantes protestando al frente de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas, en Bogotá
Colprensa
26 Sep 2019 07:12 AM

El caso de corrupción en la Universidad Distrital que tiene enardecidos a estudiantes

Wilman Muñoz Prieto, exintegrante del claustro, terminó comprando carro de alta gama, viajando y gastando dinero destinado a la institución.

En el marco de los desmanes que se registraron en la carrera Séptima, una de las arterias de Bogotá, a la altura de la calle 40, estudiantes de una de las sedes de la Universidad Distrital se manifestaron contra un supuesto caso de corrupción dentro de esa institución pública.

Allí, al menos 200 personas, entre las que había varias encapuchadas, según detalló la universidad en un comunicado, ingresaron por la fuerza al edificio donde están las dependencias administrativas y trataron de entrar a la rectoría utilizando un taladro para romper las puertas.

Lea también: Desmanes en Bogotá reviven propuesta de regular las protestas

El caso por el que protestaron los estudiantes involucra al exdirector del Instituto de Extensión de la Universidad Distrital (Idexud) Wilman Muñoz Prieto, a quien la Procuraduría acusa del mal manejo de más de 10.490 millones de pesos. Ante esta situación fue desplegado el Escuadrón Móvil Antidisturbios de la Policía (Esmad), que llegó a la zona para tratar de controlar la manifestación y abrir la circulación por la carrera Séptima.

En la refriega, los policías intentaron hacer replegar a los estudiantes con una tanqueta desde la que les arrojaron agua. "Le pedimos a la comunidad educativa respetar el debido proceso, así como esperar la decisión de los entes de control y continuar con el desarrollo de sus actividades académicas", agregó la Distrital, que desalojó sus edificios en la zona por los disturbios.

Esta protesta coincidió con un plantón pacífico de estudiantes de la privada Universidad Javeriana, situada al frente, luego de que el martes, en otra manifestación de la Distrital, el Esmad arrojara gases lacrimógenos y bombas aturdidoras que cayeron cerca de uno de los edificios del Hospital San Ignacio, que hace parte de la Javeriana. "Sin violencia, sin violencia", gritaron los jóvenes que se pararon al frente de la Javeriana, que canceló sus clases de miércoles y jueves.

El caso que indigna a los estudiantes de la Universidad Distrital implica un multimillonario robo de los recursos del claustro. El 13 de agosto pasado, la Procuraduría General de la Nación citó a audiencia al exdirector del Instituto de Extensión de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas -Idexud-, Wilman Muñoz Prieto, por presuntas irregularidades en el manejo de recursos que superan los $10.490 millones.

La Dirección Nacional de Investigaciones Especiales le cuestiona al Muñoz Prieto el presunto desvío de recursos públicos, destinados por la universidad al funcionamiento del instituto, para utilizarlos en beneficio personal y de terceros en el tiempo en que ocupó el cargo, entre julio de 2012 y enero de 2019.

Lea también: Revelan video del brutal ataque con explosivos en la calle 72 con 11

Entre otras irregularidades, el Ministerio Público encontró que durante su administración el investigado, aparentemente, habría sido el beneficiario de 333 cheques por $10.495.100.000, los cuales habrían sido girados por él con cargo a una cuenta corriente a nombre de la Universidad Distrital. Ese dinero no habría sido retornado ni a la universidad, ni al instituto, y tampoco habría sido invertido, en la ejecución de convenios y/o contratos relacionados con el objeto misional del Idexud.

Muñoz Prieto presuntamente habría adquirido con esos recursos vehículos particulares para su uso personal, avaluados en más de $211 millones; servicios de televisión por cable, hospedajes en hoteles y pagos de cuentas en restaurantes y almacenes de ropa, así como desplazamientos a otras ciudades que no estaban relacionados con su función. Igualmente, habría adquirido un vehículo de alta gama, marca Mercedes Benz, y equipos electrónicos que, aparentemente, fueron destinados para el beneficio de una empresa particular.

Por esos hechos, el Ministerio Público citó a audiencia a Muñoz Prieto por tres cargos disciplinarios calificados como presuntas faltas gravísimas cometidas a título de dolo.