Preacuerdo entre Sintracarbón y Cerrejón aleja fantasma de huelga

Foto: Cerrejón / Colprensa.

El acuerdo trae avances en materia de conversión de contratos a término indefinido, salarios, bonificaciones, educación, salud y seguridad en el trabajo, alimentación, transporte y vivienda.

Sintracarbón, el sindicato mayoritario en la multinacional Carbones del Cerrejón Limited dio por superadas las diferencias que durante 59 días surgieron de la discusión del pliego de peticiones de los trabajadores presentado en noviembre de 2017.

Dicho sindicato adelanta la revisión del borrador de los textos para la suscripción de la que será su 17° Convención Colectiva de Trabajo (CCT) y que hará parte integral de los contratos de cerca de 5.500 trabajadoras y trabajadores, durante los años 2018 y 2019.

Para la comisión negociadora del sindicato, el acuerdo trae importantes avances en materia de conversión de contratos a término indefinido, salarios, bonificaciones, educación, salud y seguridad en el trabajo, alimentación, transporte y vivienda.

Sin embargo, para el sindicato lo más importante fue lograr una redacción que acabe con los obstáculos que la multinacional ponía para una completa y correcta aplicación de la Convención Colectiva de Trabajo y que fortalece los mecanismos de participación de la organización para para hacerle seguimiento y verificación al texto del acuerdo colectivo.

Expectativa

Por su parte, fuentes de la carbonera señalaron que la empresa está esperando la firma de estos acuerdos para dejar atrás el fantasma de una nueva huelga de trabajadores.

Las fuentes señalaron que “estamos esperando que ambas comisiones firmen“, e indicó que se logrará “con un avance muy positivo en nuestro diálogo“.

Posición que corroboró el sindicato tras aclarar que “el proceso de negociación se terminará solo cuando los representantes sindicales y de la empresa firmen formalmente la nueva CCT, lo cual aún no ha ocurrido“.

Por tanto, hizo un llamado a los directivos de las distintas poblaciones cercanas a la mina para que mantengan instaladas las carpas a las entradas del complejo carbonífero y de Puerto Bolívar, hasta que indiquen lo contrario.

En la etapa de revisión minuciosa de los textos, cualquier inconveniente puede llevar al desmonte del acuerdo tácito con la multinacional.