Richard Francis, director de bonos soberanos de América Latina y líder analista de Fitch Ratings de la calificación de Colombia
Richard Francis, director de bonos soberanos de América Latina y líder analista de Fitch Ratings de la calificación de Colombia
Colprensa
14 Nov 2018 12:43 PM

La calificación de Fitch Ratings a Colombia tras 100 días de gobierno de Iván Duque

Ministerio de Hacieda dio cuenta de la valoración que hizo de la Nación la calificadora de riesgo. 

La agencia Fitch Ratings ratificó la calificación de largo plazo en moneda extranjera y local de la Nación en BBB, con una perspectiva estable.
En el frente fiscal, Fitch Ratings resaltó el compromiso del gobierno colombiano por cumplir el objetivo del déficit fiscal, de 2.4% del PIB para 2019, a través de la Ley de Financiamiento o, en su defecto, por medio de recortes en el gasto, en caso de no lograr su aprobación.

Igualmente, la agencia calificadora mencionó que el nivel de deuda a nivel de gobierno general ha logrado estabilizarse alrededor del 41% del PIB, pero, según la calificadora de riesgo, ajustes fiscales adicionales son necesarios para lograr llevar nuevamente la deuda a una senda de reducción sostenida. 

Lea también: Financiera de Desarrollo Nacional recibe calificación estable de Fitch Ratings

Fitch destacó la consolidación de la tendencia positiva de crecimiento económico hacia el nivel potencial de mediano plazo de 3.5%, después de tres años de bajo desempeño, gracias, en gran medida, al incremento de las exportaciones no tradicionales, el aumento en el consumo, la mayor inversión y las mejores expectativas para el sector petrolero.

Finalmente, en el frente externo, la agencia recalcó la mejor posición que tiene hoy en día el país gracias a la reducción el en déficit de cuenta corriente, las menores necesidades de financiamiento externo, el nivel de reservas internacionales y la protección ofrecida por la Línea de Crédito Flexible con el Fondo Monetario Internacional.

Lea también: Los retos de los 100 días del gobierno Duque

La iniciativa de la Ley de Financiamiento que tanta controversia ha suscitado en el país se presentó, según el Ministerio de Hacienda, de la necesidad de obtener los $14 billones que hacen falta en el presupuesto de 2019 para financiar diversos programas, dentro de los cuales están Familias en Acción, alimentación escolar, construcción de infraestructura, créditos del Icetex, inversión en el sector agrícola, los subsidios en los servicios públicos y la reinserción de los antiguos combatientes de la subversión, entre muchos otros.