Vaca - Ganado - Leche
Colprensa
24 Feb 2020 08:29 PM

Fedesarrollo alerta que el sector lácteo está en jaque y estancado

El centro de estudios económicos señala que se necesita un replanteamiento de la política de este sector.
Martha Olaya
Martha
Olaya
@Marthaolaya1

Una reciente investigación de Fedesarrollo encendió las alarmas ante el actual panorama que enfrenta el sector lácteo colombiano, por cuenta de las masivas importaciones y la reducción del consumo interno.

Según Mauricio Reina, investigador de Fedesarrollo, el sector lácteo muestra un estancamiento "muy preocupante de la productividad" dentro de un contexto en el que otros países de la región y del mundo han elevado su producción.

"Este estancamiento se agrava en la medida en que, por una parte, el consumo interno se está empezando a reducir y, por otra parte, están creciendo cada vez más las importaciones como resultado de los tratados comerciales con Estados Unidos y la Unión Europea", señaló.

Más enAplazamiento de subasta de Electricaribe es inconveniente: Cámara de Energía

Según el investigador, "las exportaciones ya tienen al 10 % del mercado y esto es una situación muy perjudicial para todo el eslabón de la cadena y las políticas públicas actuales han sido ineficaces para cambiar esta realidad".

En ese sentido, Fedesarrollo señala que es urgente un replanteamiento en la política pública que regula el sector que incentive la competitividad.

"Eso no sucede en la actualidad (...) Se debe reconocer que la economía colombiana está inserta en un entorno global y eso se demuestra por el aumento de las importaciones de los TLC de Estados Unidos y la Unión Europea; la contracara de esto es que cualquier política del desarrollo del sector en Colombia debe estar orientada a las exportaciones", explicó.

La investigación también sugiere que se replantee el precio mínimo de la leche con el fin de elevar la competitividad del sector. Según Asoleche, el consumo per cápita del lácteo es de 145 litros por persona de los cuales el 8 % es importado.

Datos de la Federación Nacional de Ganaderos señalan que en 2019 se importaron cerca de 7.000 toneladas de leche en polvo, de las cuales más de 6.800 fueron descremada (por su costo más bajo), proveniente de países como Polonia, Portugal, España, Francia, Irlanda, República Checa, Alemania y Países Bajos.

De interésDólar escala con fuerza por cuenta del coronavirus y cierra sobre los $3.400

El gremio detalla que esto representó un valor superior a los 15,5 millones de dólares, un promedio de USD 2.200 por tonelada. Una tonelada de leche en polvo descremada de EE. UU. costó una media similar, pero una de leche entera llegó casi a los USD 3.150.

El año pasado, el contingente de 6.400 toneladas se terminó antes de abril, mientras que el cupo de 6.000 toneladas tardó cerca de diez meses en 2018.

Por lo anterior, los ganaderos prevén que la dinámica de 2020 hace pensar que este tiempo será más corto, como ocurrió con el de EE. UU., que se agotó en los 15 días de este año.

Fuente
Sistema Integrado de Información