16 Jun 2016 06:19 AM

Delator asegura que Germán Efromovich pagó sobornos en Brasil

El dueño de Avianca fue acusado por Expedito Machado Neto (hijo del expresidente de Transpetro - una subsidiaria de Petrobrás).
Germán Efromovich, dueño de Avianca, fue acusado de supueto soborno por un delator. De acuerdo con Primera Página, que dio a conocer el caso, los señalamientos los hace Expedito Machado Neto, hijo del expresidente de Transpetro - una subsidiaria de Petrobrás, quien lo denunció por "haber girado a través de HR Financial Services 28 millones de reales (US$8 millones) a una cuenta de la familia Machado en el Hsbc en Suiza. Germán Efromovich se negó a pagar sobornos, pero creó “una manera más creativa que pagar una ventaja indebida” en los contratos estatales (construcción de barcos en los astilleros Mauá Jurong, en Niterói, y Eisa - Ilha S.A, en la isla Governador (Río de Janeiro)".
 
De manera concreta se señala a Efromovich de haber girado a una cuenta en Suiza 28 millones de reales (US$8 millones) por concepto de sobornos tras haber recibido contratos firmados con la empresa Transpetro, una subsidiaria de Petrobras dedicada al transporte y la logística. Estas denuncias estarían soportadas en las declaraciones hechas a las autoridades por parte del expresidente de Transpetro Sergio Machado y de sus hijos, José Sérgio de Oliveira Machado, Daniel Firmeza Machado y Expedito Machado Neto.
 
"Expedito Machado Neto dijo a los fiscales que a la cuenta de la familia Machado en Suiza, entre 2009 y 2013, se hicieron los giros por parte de HR Financial Services, cuyo controlador, según Expedito, era el propio Efromovich. Synergy de Efromovich controlaba los astilleros brasileños Mauá Jurong, en Niterói, y Eisa - Ilha S.A, en la isla de Governador (en Río de Janeiro). El astillero Mauá Jurong ganó un contrato “llave en mano” para construir cuatro barcos para transporte de derivados para Transpetro, por un total de US$277 millones", informa Primera Página.
 
De acuerdo con la denuncia, a Efromovich lo buscaron un tiempo después para pedirle la "propina" por quedarse con los millonarios contratos. Aunque en principio dicha "propina" consistía en campos de petróleo en Ecuador, las pesquisas apuntan a que el dueño de Avianca consignó en Suiza 28 millones de reales (US$8 millones).
 
Dichos movimientos bancarios, con destino a los Machado, habrían sido disimulados bajo la figura de créditos. "El "escudo" fue participar en un supuesto préstamo a la petrolera Petrosynergy con yacimientos en tierra en Brasil", indica Primera Página.
 
Héctor Mario Rodríguez, director de Primerpagina.com habló con LA F.m. del informe
 
Fuente
Sistema Integrado Digital