criptomonedas.jpg
Foto de la Agencia Anadolu
5 Mar 2018 05:17 AM

Criptomonedas, el dolor de cabeza para la Europol

De acuerdo con la Oficina Europea de Policía, con estas monedas se están blanqueando grandes cantidades.

La Oficina Europea de Policía (Europol), con sede en Holanda, investiga los medios de parar el “tráfico oscuro” que el uso de las divisas encriptadas (criptodivisas) genera a la hora de financiar transacciones internacionales ilícitas como el blanqueo de dinero y la compra y venta de drogas y armas.

Si bien el bitcoin es la criptodivisa más extendida, existe un total de 7.467 divisas de este tipo que cotizan en el mercado por un valor total de USD 613.000 millones. Cada año entre EUR 3.400 y 4.500 millones son blanqueados a través de las transacciones internacionales efectuadas con este tipo de divisas, las cuales carecen de cualquier tipo de control por parte de entidades oficiales como los bancos centrales.

“Estas divisas permiten hacer transferencias internacionales rápidamente y a bajo costo, especialmente a aquellos individuos que buscan ocultar su identidad, ya que permite realizar transferencias internacionales irrevocables de forma segura”, explica una fuente de Europol a la Agencia Anadolu, indicando que cada día aumenta el uso de este tipo de divisas en el blanqueo de capitales. Estas divisas han dejado de ser un medio exclusivo de los delincuentes cibernéticos para convertirse en uno utilizado hasta por los carteles de drogas, según la fuente.

La fuente detalla que el tráfico de dinero negro mediante estas divisas encriptadas se lleva a cabo a través de intermediarios denominados “money mule” (mulas de dinero) que efectúan la transacción, en cuestión de segundos, en forma de una transferencia bajo una encriptación bastante difícil de descifrar.

La criptodivisa Monero, surgida en 2014, posee un sistema más complicado que el resto de divisas. Su característica principal es su habilidad de crear direcciones falsas para dificultar aún más el seguimiento de sus transacciones.

“El protocolo de Monero permite hacer transacciones altamente encriptadas de un punto a otro. En estos momentos Monero es más preferido que Bitcoin en actividades clandestinas”, dice el economista Adil Salem, señalando que la extensión del uso de bitcoin entre pequeños inversores ha hecho que los individuos involucrados en actividades ilegales se decanten por Monero.

El pasado mes de diciembre, la Policía de Inglaterra confirmó que las criptodivisas estaban siendo utilizadas en la financiación de actividades ilegales, hasta entonces una suposición. “Hay que reaccionar contra el uso de este tipo de divisas por parte de los delincuentes”, dijo la primera ministra de Inglaterra, Theresa May, en su declaración a Bloomberg al margen del Foro Económico Mundial de Davos, Suiza. El 5 de febrero Lloyd's, uno de los grupos bancarios más grandes del país, anunciaba que prohibía la compra de criptodivisas a través de sus 8 millones de tarjetas de crédito.

Con información de Agencia Anadolu