COLP_0090571.jpg
Dinero - Colprensa
27 Feb 2018 06:14 AM

Anif revela su propuesta para evitar abusos en matrículas universitarias

La entidad presentó una recomendación al Gobierno Nacional que también aplica para los cobros en contratos de salud.
La
Fm

Como parte de un análisis sobre el panorama de las matrículas educativas y los cobros de la salud, la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif), recomendó al Gobierno anclar estos incrementos a la inflación, para evitar abusos.

El organismo de estudios económicos hizo referencia a lo que denominó los contratos incompletos, aquellos que se van incrementando por encima de la inflación y que en muchos casos van asfixiando a los usuarios.

Según Anif, "no se trata de entrar a controlar los precios de la educación o de la prestación de los servicios de salud, sino de completar los contratos de largo plazo con las cláusulas legales perfectamente delimitadas en el tiempo, lo cual protege a los pacientes en el sector salud y a los estudiantes y sus padres en el sector educativo".

Por tanto, señaló Anif, "El Estado debería exigir que los contratos al ingreso a las EPS prepagadas estipularan los anclajes del canon a nivel intertemporal, cuyo criterio básico debería ser el IPC. Solo deberían aceptar (ex ante y a la hora del ingreso a la EPS) los saltos en costos de IPC por razones etarias y de género".

Anif reiteró que el problema del “contrato incompleto” se presenta cuando, una vez ingresado el estudiante a la institución, la universidad podría (arbitrariamente) empezar a ajustar la matrícula por encima de la inflación (rompiendo el equilibrio entre costo e ingreso)".

Dijo además que esta situación se vive además en "en el caso de la salud prepagada, por varias razones, entre ellas, que el grueso de las clínicas-hospitales actúa con criterios de “ánimo de lucro”.

También en la opción de traslado a otra EPS-prepagada sería costosísima para el paciente, "ante la aplicación de cláusulas de “preexistencia; y en las EPS-prepagadas que actúan también con criterios de “selección adversa”, donde prefieren pacientes jóvenes que no demanden servicios vs. pacientes que se van añejando y, por lo tanto, van a requerir más servicios".

Apuntó que en ocasiones, dichos incrementos "son justificados por las directivas aludiendo mejoras en infraestructura o planta de profesores, beneficios que solo podrán ser disfrutados por los estudiantes nuevos".