yerryminapalmeiras.jpg
3 Nov 2017 02:21 AM

Yerry Mina le costaría más al Barcelona

Desde España informan que el jugador no llegará en enero a la entidad azulgrana.
La
Fm

Necesidad de centrales, esa es la realidad que enfrenta desde hace un tiempo el Barcelona, pues Javier Mascherano ya está por cruzar la barrera de los 34 años y el recambio no es de garantías. Se habla concretamente de la salida de Thomas Vermaelen, quien desde que llegó del Arsenal apenas si ha participado en el equipo y las lesiones lo han tenido en constante recuperación.

La situación pareciese que obligara al equipo a fichar en enero, pero desde España informan que en el caso del colombiano Yerry Mina, un deseo expreso de los catalanes, no llegará en enero sino en el mercado de verano de 2018.

Según Marca España, que detalla el caso, el Barça "no tiene ninguna opción firmada para traerse el futbolista en invierno. Esto le obligaría a negociar con Palmeiras y el precio del futbolista subiría (...) La única posibilidad para que viniera en invierno sería la lesión grave de alguno de los actuales centrales o una salida inesperada. Si esto se produjera, el Barcelona se vería obligado a acelerar -pero- en este supuesto, el elegido tampoco tendría que ser a la fuerza el colombiano porque hay otros centrales a los que está siguiendo Robert Fernández (secretario técnico del club)".

Con lo anterior, se detalla que el Barcelona pasa por una especie de problema de caja debido a los salarios de sus jugadores y otros compromisos económicos, motivo que ha llevado a los directivos a moverse en el ámbito comercial para obtener más patrocinios que le signifiquen dividendos.

Ahora, y pensando en el mercado, Marca asegura que ahora mismo el club prefiere vender más que comprar, razón por la que se estaría pensando en las salidas de jugadores como André Gomes, Paco Alcacer o Rafinha Alcantara, jugadores revulsivos del primer equipo que pueden dejar dinero a las arcas azulgranas.

De esta manera, Yerry Mina llegaría al Barcelona entre junio y agosto del año próximo, por una suma más alta que los 9 millones de euros que se habían preacordado con Palmeiras dentro de una opción de fichaje preferencial.