Venus Williams, Wimbledon
Venus Williams cayó ante Cori Gauff en Wimbledon.
AFP
1 Jul 2019 07:52 PM

En el Abierto de Wimbledon dos favoritas quedaron eliminadas en su debut

Primeras sorpresas que dejó el tercer grand slam de la temporada.
Tomás Guzmán Torres
Tomás
Guzmán Torres
@tguzmant

La estadounidense de 15 años Cori Gauff dio un golpe sobre la mesa y eliminó a su compatriota Venus Williams (6-4 y 6-4) en la primera ronda de Wimbledon. La misma historia se repitió con la japonesa Naomi Osaka en la hierba del torneo británico. 
 
La número 301 del mundo componía una de las partes del duelo con más diferencia de años en la historia de Wimbledon. Veinticuatro años entre la mayor de las Williams y la prometedora júnior, procedente de la previa, establecían un récord en el All England Club y un espectáculo en la pista 1 de Wimbledon.

Vea también: Novak Djokovic arrancó con pie derecho en Wimbledon
 
Una sucesora para las Williams crecía en la hierba después de meteóricamente llegar hasta aquí. Nadie la esperaba. Le tocó la primera cabeza de serie de la previa, la española Aliona Bolsova, y fue pasando rondas a contracorriente, a medida que en Roehampton, complejo donde se juega las clasificatorias, corría el rumor de que una chica de 15 años estaba jugando a buen nivel. 
 
La estadounidense, entonces, ya destaca. Aterrizó en Wimbledon con 31 partidos en toda su carrera, contando los niveles desde ITF, y ya gracias a esta victoria subirá al puesto 215 de la WTA.
 
Por su parte, la número dos del mundo, Naomi Osaka, se despidió de Wimbledon y de la posibilidad de recuperar el trono de la WTA al perder en primera ronda ante la kazaja Yulia Putintseva (7-6 (4) y 6-2).

Le puede interesar: Rafael Nadal cargó contra la organización de Wimbledon
 
La japonesa, que perdió el número uno hace dos semanas en favor de Ashleigh Barty, sufrió el mayor batacazo hasta este momento de la primera ronda en el All England Club al caer ante la número 39 del mundo.
 
Osaka llegó a Wimbledon tras caer de forma repentina en Birmingham ante esta misma rival, lo que a la postre, cuando Barty levantó el título, le supuso ceder la corona del número uno.
 
Esta derrota, junto a la que sufrió en tercera ronda de Roland Garros, rompe la buena racha de la nipona, que venía de ganar el Abierto de los Estados Unidos Open y el Abierto de Australia de manera consecutiva.