Juegos Olímpicos Tokio 2020
Logo de los Juegos Olímpicos Tokio 2020.
AFP
12 Nov 2020 12:47 PM

Organizadores de Olímpicos contemplan no exigir cuarentena a extranjeros

Al no obligar una cuarentena, aumentarían las medidas de control para prevenir el coronavirus.
Agencia
AFP

Los espectadores extranjeros de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, retrasados a 2021 debido a la pandemia del nuevo coronavirus, podrían librarse de hacer una cuarentena, informaron los organizadores el jueves.

La idea de unos Juegos con público va cobrando forma poco a poco y los organizadores son cada día más optimistas. No obstante, según Toshiro Muto, director general del comité de organización de Tokio-2020, es "irrealista" que se pueda someter a 14 días de aislamiento y prohibir el uso de transportes públicos a los extranjeros que acudan a disfrutar de esta cita deportiva.

Lea también: Los planes de la NBA para 2021: calendario reducido y final antes de los Juegos Olímpicos

Los desplazamientos de los atletas y de las delegaciones oficiales sí serán muy limitados durante las dos semanas posteriores a su entrada en Japón.

Para el público, "test previos, una vigilancia sanitaria, un control minucioso en la frontera y medidas rápidas si aparecen los síntomas" podrán reemplazar la cuarentena, según Muto.

Los Juegos Olímpicos de Tokio comenzarán el 23 de julio de 2021, un año más tarde que la fecha prevista, debido a la pandemia del nuevo coronavirus.

Le puede interesar: World Athletics respalda derecho de los atletas a protestar contra el racismo en los Olímpicos

Dentro de algunos meses se publicarán las reglas sobre la presencia de público, explicó Muto.

Los organizadores confían en que será posible recibir espectadores, sobre todo tras la reciente celebración en Japón de competiciones de béisbol y gimnasia con público, que fueron una especie de test.

"Confiamos en que tendremos un número razonable de espectadores en los Juegos Olímpicos", dijo el miércoles Thomas Bach, presidente del Comité Olímpico Internacional (COI).

Japón está actualmente cerrado a los turistas extranjeros debido a la pandemia, que castiga con virulencia a Europa y Estados Unidos.