JamesOficialRealMadridAFP.jpg
vía @jamesdrodriguez y AFP-LAFM.
27 Dic 2017 03:15 AM

James en las mieles y el Real Madrid sin rumbo

Al equipo blanco le falta un conductor y un goleador. Sus movimientos en materia de fichajes no han funcionado.
La
Fm

El Real Madrid cierra el 2017 bañado en títulos, no se discute su dominio este año en ese sentido. Sin embargo abre el 2018 sin brújula, sin un estilo de juego definido, con falta de gol, con sus figuras intermitentes y sin referentes de futuro; la marcha de James Rodríguez (Bayern Múnich) y Álvaro Morata (Chelsea) le ha pasado factura al conjunto de Zinedine Zidane. Además, sucumbió ante el Barcelona al ser goleado (0-3) en su casa, el Santiago Bernabéu. Hoy los de Messi están a más de 10 puntos de ventaja en la competencia doméstica.

El caso del delantero español es trascendental. La afición clama por un '9' de garantías que el perfil de Karim Benzema no cubre. El francés está desaparecido y, pese a que Zidane lo respalda a muerte, en Chamartín están aburridos con su desempeño y reprochan a Florentino Pérez, presidente del club, por dejar ir a Morata, con una decena de goles en su cuenta en Stamford Bridge.

Y eso era lo que necesitaba el español; ser titular, tener confianza de su técnico (Antonio Conte) y sentirse importante, factores que no estaban para nada asegurados vestido de blanco.

El caso de James Rodríguez es similar. El creador de la Selección Colombia, hoy en el fútbol alemán, empezó desde cero. Carlo Ancelotti contó con su fichaje, se lo arrebató al Madrid y en la entidad blanca la afición veía que era mejor no tener al 10 pues había quien cubriera su trabajo.

Lo anterior, siempre según el argumento del Real Madrid, era apostar a la cantera. Dos jugadores talentosos pero faltos de experiencia se perfilaron para tomar el papel de James; Marco Asensio y Lucas Vásquez. A día de hoy no son titulares y sus grandes actuaciones son más que esporádicas; la prensa española los infló y de momento no son ni siquiera promesas.

James, por su parte, se olvidó de su drama en el banquillo del Madrid y, tras la estrepitosa marcha de Ancelotti y en medio de la incertidumbre, se ha logrado hacer un puesto de titular en un Bayern dirigido por Jupp Heynckes, un estratega muy serio y experimentado.

El técnico teutón en principio prefirió analizar al colombiano y dosificar sus presentaciones. James tuvo la paciencia suficiente y, como lo hacía en el Madrid, los pocos minutos que tenía los aprovechaba con buen juego, organización de equipo, asistencias y algunos goles.

Sin ir tan lejos pero siendo consecuentes con su trabajo actual, el volante colombiano se está convirtiendo, poco a poco, en la columna vertebral del campeón de la Bundesliga y ha dejado atrás el equipo en el que un día soñó jugar.

"Me gusta mucho aquí, hace mucho frío pero ya me adapté. Tengo una buena vida aquí y Múnich es una gran ciudad (...) es genial y me veo muchos más años aquí", dijo el goleador de Brasil 2014, dejando claro que volver a vestirse de blanco resulta improbable.

Lo cierto es que el año nuevo no será fácil para el Real Madrid. LaLiga ya está prácticamente perdida, la Champions depende de ellos aunque al frente tendrán un doble partido ante el todopodoroso PSG de Neymar, Cavani y Mbappé en octavos de final y la Copa del Rey no parece una prioridad sino más bien un trofeo que, como al Barcelona en 2017, les serviría para no pasar en limpio la temporada. En España afirman que Florentino planea fichajes de peso.

Con información de LA FM.