Real Madrid
Bale fue la gran figura del encuentro.
AFP
19 Dic 2018 03:50 PM

Real Madrid, finalista del Mundial de Clubes

El equipo 'Merengue' jugará su tercera final del Mundial de Clubes de forma consecutiva.
Tomás Guzmán Torres
Tomás
Guzmán Torres
@tguzmant

Real Madrid, con una soberbia actuación del galés Gareth Bale, derrotó al Kashima Antlers y ahora se medirá al Al Ain de Emiratos Árabes en la final del Mundial de Clubes, luego que el club asiático venciera por penales a River Plate de Argentina.

El delantero británico, atento, veloz y oportuno, se convirtió en la figura del duelo al anotar los tres goles del encuentro, gracias a su olfato goleador y a su potencia, definitivo también para aprovechar los ingenuos errores del rival.  

Un arranque con cierta incertidumbre tuvo el cuadro español. No encontraba los espacios para generar riesgo frente al orden y despliegue físico del rival nipón. Pero entonces apareció la figura de Gareth Bale, quien se convirtió en líder del equipo blanco para comandar el ataque y abrir el marcador a los 44 minutos.

Lea también: José Pékerman, cada vez más cerca de Boca Juniors

Una pared con Marcelo fue bien concretada por el once de los blancos, con un disparo cruzado a la salida del portero; un alivio a esas alturas, teniendo en cuenta que no fueron muchas las aproximaciones en la etapa inicial del encuentro.

Para el segundo tiempo, Kashima salió ansioso y errático, tal como se vio en el segundo tanto de los merengues, cuando al minuto 53, Bale se aprovechó de un doble error de la defensa japonesa para embocar el balón sin resistencia alguna. 

Lea también: Jeison Murillo, muy cerca de jugar en Barcelona

Ya el tercer gol de la figura del Real Madrid vino dos minutos después, nuevamente con Marcelo asociándose con Bale, quien soltó un potente remate para poner el 3-0 y sentenciar el triunfo de los europeos en semifinales del Mundial. No obstante, Kashima tuvo cierta reacción e intentó generar peligro en el frente de ataque, teniendo Courtois que rechazar un tiro potente con dirección de gol.

Kashima Antlers pudo anotar el gol de la honrilla al minuto 78 gracias a Shoma Doi, en una situación que tuvo que intervenir el VAR por la previa anulación del gol por parte del central Sampaio.

A partir de ahí, Real Madrid controló el juego en la mitad de la cancha y se hizo con una victoria sin reparos que lo sembraron en la final del Mundial de clubes, donde enfrentará a Al Ain de Emiratos Árabes el próximo domingo.