Alexandre Guimaraes, técnico del América de Cali
Alexandre Guimaraes, técnico del América de Cali
Colprensa
30 Ene 2020 11:16 AM

Pese a que no ha tenido derrotas, Guimaraes reconoció fallas en América

El técnico escarlata reconoció las diversas fallas de su equipo visitando Montería.
Edward
Edward
Castro
@EdwardCastroV

América de Cali empató en su segundo partido de la temporada, en esta ocasión visitando a Jaguares de Córdoba en la difícil plaza de Montería. Michael Rangel empató sobre el final luego de haber desperdiciado un penal en el primer tiempo y el equipo escarlata dejó en evidencia algunas falencias defensivas que preocuparon a Guimaraes. 

En el primer tiempo nos faltó reconocer nuestras fortalezas y el rival aprovechó nuestras malas decisiones... En una jugada extraña se da un contacto y en 5 minutos cambió todo, me quedo con la reacción nuestra, en la que pudimos hacer varias modificaciones y jugar en la zona en la que a ellos les podía afectar más y aprovechar el desgaste que Jaguares había tenido en la primera parte”, señaló el estratega brasileño en rueda de prensa. 

Lea también: Gustavo Torres tiene nivel para la Selección Colombia, según Juan Carlos Osorio

Y luego rescató el empate de su equipo en el Jaraguay: “Logramos tener el partido bajo control, el portero de ellos estuvo magnifico y rescatamos lo mínimo que debíamos, después del minuto 55. Nos toca rescatar un punto importantísimo aquí, muy similar al juego de la temporada pasada y ahora iremos a planificar el próximo partido”. 

De interés: Chicó venció a Patriotas y se quedó con el clásico boyacense

Asimismo, reconoció las fallas de América en el juego aéreo: “Fue una jugada en la que todos nos salimos del partido, pensábamos que era saque de banda a favor de nosotros, nos desconcentramos y no marcamos a Sergio Romero”. 

Y cerró hablando sobre el rendimiento de Duván Vergara, atacante escarlata que regresó tras cumplir una fecha de sanción: “Hizo su juego característico, primero en el lado izquierdo tuvo algunas jugadas desequilibrantes; en la segunda parte, también inquietó y buscó espacios para moverse”.