Lionel Messi, atacante del Barcelona
Lionel Messi, atacante del Barcelona
Foto: AFP-Lluis Gene
30 Ene 2019 06:21 PM

Messi y el gol cantado que se comió en la Copa del Rey

El argentino tuvo la oportunidad de ampliar la diferencia del Barcelona justo cuando el club andaluz los tenía en aprietos.
Gustavo Gómez Martínez
Gustavo
Gómez Martínez

Barcelona goleó 6-1 al Sevilla en un emocionante partido de cuartos de final de la Copa del Rey, este miércoles. El marcador global quedó 6-3, pues el equipo andaluz había ganado 2-0 en la ida.

Coutinho, con dos goles, Ivan Rakitic, Sergi Roberto, Luis Suárez y Lionel Messi marcaron para el club catalán. Guilherme Arana anotó el descuento para el Sevilla, que pudo haber disminuido la diferencia si Ever Banega no se hubiera comido un penal en el minuto 27.

En contexto: Barcelona aniquiló a Sevilla en la Copa del Rey

La escuadra andaluz, pese al resultado, logró poner contra las cuerdas al equipo culé durante unos minutos, y la parte más emocionante se vivió después del minuto 67, cuando Arana marcó. En ese momento el partido estaba 4-3 en el marcador global, de modo que el Sevilla estuvo a un solo gol de empatar la serie, lo que le habría bastado para clasificar a las semifinales.

Messi, en el 74, tuvo la oportunidad de darle tranquilidad a su equipo, solo en el área. Recibió un pase magistral de Luis Suárez y remató con el arco a unos dos metros, pero el balón rebotó en el pie derecho de Juan Soriano, el portero del Sevilla, que se lanzó con todo a atajarlo. Los hinchas del Barcelona ya estaban cantando el gol. El argentino tuvo otra oportunidad, pero la pelota salió desviada.

Lea también: Duván Zapata anota doblete, humilla a Cristiano y elimina a Juventus

Sin embargo, el que sabe sabe, y un jugador como Lionel Messi no perdona si vuelve a tener la opción. Y con el Barcelona no se pueden cometer errores. En el minuto 88 Jordi Alba aprovechó un balón en su propia área, después de un tiro de esquina del Sevilla, y lanzó un largo pase a Messi, que corrió y logró apoderarse de la pelota. El argentino se detuvo unos pocos segundos y se la pasó a Arturo Vidal. El chileno le dio el balón a un jugador que estaba corriendo desde el fondo (¡Alba!), que en el área rival vio a Suárez, y el uruguayo no perdonó y marcó el quinto.

El sexto llegó después de una jugada similar que volvió a demostrar que el Barcelona es letal cuando todos juegan engranados. Messi se la pasó larga a Vidal. Vidal la tocó son Suárez. Suárez se la dejó a Piqué. Piqué se la devolvió a Suárez con un fino taco. Suárez la lanzó al medio. Alba la dejó pasar con un sutil movimiento. Piqué amagó. Y Messi remató.

Fuente
Sistema Integrado Digital