Juan Carlos Henao
Juan Carlos Henao
AFP
9 Ene 2020 10:09 AM

Juan Carlos Henao y su sorpresa al ser despedido del Once Caldas

El exjugador fue sorprendido luego de ser despedido el 2 de enero, cuando apenas se reintegraba a sus labores.

Juan Carlos Henao hizo historia con Once Caldas y tras su alejamiento de la actividad profesional llegó a Once Caldas para trabajar en la formación de arqueros, puesto desde el que había cumplido apoyando a guardametas como José Fernando Cuadrado y Gerardo Ortiz, entre muchos otros. Sin embargo, tras varios años de trabajo, el arquero fue sorprendido con una carta de despido, apenas iniciado 2020, hecho que generó indignación en la afición blanca y tristeza en un histórico del club, más por las formas que por la decisión. 

Le puede interesar: El último deseo de Gamero para Millonarios en ataque

De tal forma, en diálogo con el diario La Patria, el guardameta se refirió a lo ocurrido, manifestó cómo se siente y aseguró que nunca esperó que esto ocurriera: "Estoy sorprendido, no lo esperaba. Siempre trabajé de la mejor manera, con mucha pasión, todos lo saben; con honestidad y transparencia, aportando no solo con los porteros, sino con los demás muchachos. Estoy tranquilo, pero sorprendido y triste".

Luego refiriéndose a cómo se dio todo, aseguró que eso fue lo más extraño: "No me dieron ningún tipo de explicación o argumentos de lo que pasó. Neis Nieto, gerente deportivo, me entregó la carta y me dijo que era una decisión de la Junta Directiva". Igual de sorpresivo que fue la no coumincación con Hubert Bodhert: "No volví a hablar con él hasta el 2 de enero, cuando entramos a laborar y pasó todo. Nunca me dijo nada y eso me extraña porque tampoco me explicó nada y menos una voz de aliento".

Lea también: Mayer Candelo sorprende con su presencia en entrenamiento de Nacional

Aunque no está molesto, Henao asegura que se siente muy triste: "Algún día tenía que salir, como también llega el momento de decir adiós. Como dice el disco que sonó el día de mi despedida...'Todo tiene su final'. La verdad sí, pero no de esta manera. Muy dolido, muy triste, sobretodo muy triste porque no hay un motivo justo para mi salida. Creo que íbamos bien, íbamos a seguir creciendo, pero me quedo tranquilo".

Y concluyó hablando de los posibles motivos de salida: "Siempre se habló de la parte académica, pero se podía manejar, incluso tenía opciones para este año. No, para nada (se rehusó a capacitarse), cuando me retiré don Jaime Pineda me dijo que me pagaba el curso donde quisiera y en estos días que el Club no anda en una buena situación económica la cosa se dilató y no se concretó".