Heung Min Son
Heung Min Son
AFP
7 Abr 2020 09:42 AM

Durante el servicio militar Son se enfrentará a un duro entrenamiento

El futbolista cumplirá con la ley de su país y se enlistará durante cuatro semanas.
agenciaefe
Agencia
Efe

El futbolista del Tottenham Hotspur Heung-min Son comenzará este mes el servicio militar obligatorio en Corea del Sur, durante el que tendrá que enfrentarse a varias pruebas, sobre todo físicas. Pese a que Son quedó eximido del servicio completo, al ganar la medalla de oro en los Juegos Asiáticos de 2018, tiene que realizar cuatro semanas de entrenamiento militar obligatorio. Lo comenzará este mes, aprovechando el parón en el fútbol inglés debido a la crisis del coronavirus.

Lea también: Tres equipos de la Liga Betplay en jaque por la petición de la FIFA

El jugador surcoreano completará este servicio en la base naval de la isla de Jeju, donde se haya el volcán Hallasan. Según el portal surcoreano Naver, una de las primeras cosas que tendrá que hacer Son es raparse el pelo. El cabello es guardado en bolsas selladas para, en caso de que fallezca el soldado, poder enviárselo a la familia.

En cuanto a los entrenamientos, Son se enfrentará a intensos ejercicios físicos, incluyendo combate cuerpo a cuerpo, aprendizaje en el uso de armas, arrastrarse bajo alambradas, así como marchas de hasta siete kilómetros cargando más de 24 kilos. Estas situaciones pueden no ser las más ideales para Son, que se encuentra recuperándose de una lesión de hombro que requirió de cirugía y que le había tenido apartado de los terrenos de juego desde antes de que se parase el fútbol inglés.

Le puede interesar: Clubes italianos acordaron cifras de rebaja de salarios por la crisis

El atacante de los 'Spurs' fue una de las bajas que tuvo que afrontar Jose Mourinho durante los últimos partidos y uno de los jugadores que más falta le hizo a un equipo que se vio golpeado por los malos resultados durante la etapa previa a la suspensión de la temporada. Por lo tanto, más allá de esta dura prueba que enfrentará, el tiempo de detención cae bien al equipo presidido por Daniel Levy, que tenía a la gran mayoría de sus figuras lesionadas.