Diego Godín
Diego Godín anotó el segundo tanto 'colchonero'
AFP
20 Feb 2019 04:58 PM

Atlético de Madrid derrotó a Juventus en la ida de los octavos de Champions

Los dirigidos por Diego Simeone no solo ganaron, sino que no permitieron goles en su portería.
Tomás Guzmán Torres
Tomás
Guzmán Torres
@tguzmant

Atlético de Madrid derrotó 2-0 a la Juventus y llegará a Turín buscando mantener la ventaja que lo deje en cuartos de final del torneo de clubes más importante del mundo. 

Los tantos de la escuadra española tuvieron sello uruguayo. José María Giménez (78') y Diego Godín (83') le dieron el triunfo a los dirigidos por Diego Pablo Simeone en el Wanda Metropolitano.

Para muchos, era una de las eliminatorias más complicadas de los octavos de final, teniendo en cuenta el rigor táctico que caracteriza a ambas escuadras. Sin embargo, el partido terminó siendo el de mayor emotividad, al menos en los compromisos de ida.

De todas formas, aunque hubo momentos de ida y vuelta, quien siempre trató de imponer las condiciones fue el cuadro local ante una 'Juve' que partía con el favoritismo para la clasificación.

Así y todo, lo mejor vino en el complemento, al menos para el cuadro rojiblanco, que salió a arrollar al rival. Y se vio desde los primeros compases, acorralando a su par italiano, tímido para pisar el campo del anfitrión, con un Cristiano opacado.

Fue avasallante el remate de partido para el Atlético de Madrid, equipo que exhibió velocidad, desborde y fuerza, esto último, principalmente, en los balones parados donde la ‘Juve’ se vio impotente para frenar la armada ‘colchonera’, independiente que el árbitro tomó una decisión polémica al invalidar un tanto de Morata por supuesta falta sobre Giorgio Chiellini. Aunque no se vio cuál era la infracción, el central favoreció a los ‘bianconeros’ sin mucha explicación, poniendo al VAR otra vez en la mira.

A pesar de ello, los de la capital española solo necesitaron seis minutos para llevarse el triunfo gracias a los goles de sus dos defensas centrales uruguayos: José María Giménez y Diego Godín, quienes impusieron su jerarquía frente a la polenta de los italianos en un partido que tuvo más emociones de las pensadas inicialmente.

Juventus, frente a la premura de la situación, se acercó con cierto peligro en un par de aproximaciones, más llevado por el desespero. Sin embargo, se estrelló contra la humanidad de un siempre providencial Jan Oblak