Puskás Aréna de Budapest
AFP
8 Feb 2021 03:43 PM

Budapest recibirá el juego entre Borussia Mönchengladbach y Manchester City por Champions League

RB Lepizig y Liverpool del 16 de febrero también se jugará en la capital húngara.
Agencia
AFP

El partido de ida de los octavos de final de la Liga de Campeones que debían jugar el 24 de febrero en Mönchengladbach entre el Borussia y el Manchester City se traslada a Budapest, anunció este lunes la UEFA.

"La UEFA puede confirmar que el partido de ida de los octavos de final entre el Borussia Mönchengladbach y el Manchester City FC se celebrará ahora en el Puskás Aréna de Budapest", informó la instancia en un comunicado.

El domingo, la instancia ya había anunciado el traslado de la sede del RB Lepizig-Liverpool del 16 de febrero a la capital húngara.

Lea también: Sin sorpresas: Bayern Munich venció a Al Ahly y clasificó a la final del Mundial de Clubes

Estas medidas se adoptaron después de que el gobierno alemán decidiese la semana pasada prohibir a las compañías aéreas transportar hacia su territorio a personas procedentes de zonas afectadas por mutaciones del coronavirus, con excepción de ciudadanos germanos o personas residentes en Alemania.

Esta reglamentación estará en vigor al menos hasta el 17 de febrero y afecta a Gran Bretaña, donde una variante del coronavirus, mucho más contagiosa, se ha desarrollado.

El encuentro del City en Mönchengladbach era posterior a esa fecha, el director del Borussia Max Eberl explicó el pasado viernes que el club alemán estaba buscando una sede donde disputar el encuentro.

El reglamento e la UEFA estipula que el equipo anfitrión debe asegurar el buen desarrollo del encuentro y que en caso de necesidad debe buscar un estadio alternativo al suyo. De lo contrario se le da el partido por perdido por el resultado de 3-0.

Le puede interesar: Dávinson Sánchez celebra regreso de Harry Kane y su aporte al equipo

Las deslocalizaciones no afectan solo a la 'Champions', sino también a la Europa League: el encuentro de ida que debían disputar el 18 de febrero el equipo noruego del Molde y el alemán del Hoffenheim se jugará en el Estadio de la Cerámica de Villarreal (España) ya que el gobierno del país nórdico ha cerrado las fronteras a los no residentes.

Estas medidas no suponen por el momento un peligro para que las competiciones europeas disputen las tradicionales eliminatorias a ida y vuelta.

La temporada pasada, después del confinamiento generalizado en Europa y ante la imposibilidad de jugar las eliminatorias con normalidad, ambos torneos acabaron decidiéndose en un torneo final con ocho equipos, con eliminatorias a un solo partido.