Barcelona
Barcelona
AFP
18 Ago 2020 11:25 AM

Barcelona: los otros dos grandes finales de ciclo de su historia

Lo ocurrido frente a Bayern dejó libre el panorama para un nuevo comienzo dentro de la institución.
agenciaefe
Agencia
Efe

En la historia del Barcelona han tenido lugar tres grandes finales de ciclo de equipos vencedores: Berna, Atenas y, desde el viernes, Lisboa. Y entre ellos hay parecidos que asustan.

En 1961 el Barça de las Cinco Copas, liderado por Ramallets y Kubala, cayó por 3-2 ante el Benfica en la final de la Copa de Europa disputada en Berna, recordada por los palos cuadrados de las porterías que desbarataron varias ocasiones de gol azulgranas. Pero las dos estrellas estuvieron muy lejos de su nivel habitual.

Le puede interesar: Champions: PSG es favorito pero Leipzig espera dar el golpe en las semis

El Barcelona, como en la actualidad, estaba sumido en una grave crisis económica y social, y cinco días antes de esa final decidió vender a su otro delantero clave, Luis Suárez (hasta el día de hoy aún es el único futbolista español en ganar un Balón de Oro), a causa de los problemas económicos que tenía el club por el coste de la construcción del Camp Nou, inaugurado en 1957.

La institución azulgrana traspasó a Suárez al Inter de Milán por 25 millones de pesetas (150.000 euros). La decisión de Julià de Capmany, presidente de la Comisión Gestora que se creó después de la dimisión de la junta directiva de Francesc Miró-Sans, acentuó los primeros 'ismos' de la historia azulgrana.

Los socios y aficionados se dividieron entre los que hubiesen preferido la continuidad de Suárez antes que la de Kubala, los 'suaristas', y los que estaban de acuerdo con la elección de Kubala, los 'kubalistas'. Ese mismo verano se impuso en las elecciones Enric Llaudet y, a continuación, vinieron tres décadas en las que el Barcelona únicamente ganó dos Ligas, la 1973-1974, con Johan Cruyff como estrella, y la 1984-1985, con Bernd Schuster como emblema del equipo.

Atenas fue en 1994 el escenario del gran segundo fin de ciclo de la historia azulgrana. Allí, el Milan de Silvio Berlusconi destrozó por 4-0 al 'Dream Team' dirigido por Cruyff, ganador de cuatro Ligas consecutivas y una Copa de Europa, la de 1992.

Lea también: Nicolás Benedetti se reportará con América tras recibir alta médica

Aquella derrota significó ese mismo verano el adiós de Laudrup, quien se fue directo al Real Madrid, el de Zubizarreta, el de Romario, el de Goikoetxea y el de Julio Salinas. Y, en 1995, los que abandonaron la nave azulgrana fueron Stoichkov, Txiki Begiristain, Koeman y Eusebio.

Las polémicas entre Cruyff y Josep Lluís Núñez, el presidente, dieron lugar otra vez a la creación de 'ismos', los 'cruyffistas' y los 'nuñistas', los cuales aún se mantienen vigentes hoy en día. Núnez echaría al entrenador holandés en 1996 y el relevo sería el inglés Bobby Robson, que levantó una Recopa de Europa y una Copa del Rey con el Barça. Por su parte, Núñez se mantendría en la presidencia hasta su dimisión en el año 2000.