Hierro llegó a España tras la salida de Julen Lopetegui
Hierro llegó a España tras la salida de Julen Lopetegui
AFP
25 Jun 2018 05:07 PM

Fernando Hierro, muy crítico con su selección

"No es el camino; tenemos que ser exigentes", manifestó el DT español.
David Aponte
David
Aponte Caballero
@apontecaballero

Fernando Hierro, técnico de la selección española, insistió , tras el empate contra Marruecos, en la consecución del primer objetivo del liderato de grupo, aunque admitió que recibir cinco goles en tres choques "no es el camino" y remarcó que hay que ser "exigentes" con ellos mismos.

"¿La suerte del campeón? El día 1 a las cinco de la tarde demostrarlo y pasar a la siguiente fase", dijo el técnico después del empate en el estadio de Kaliningrado que, combinada con el empate a última hora de Irán contra Portugal, le dio la cima del cuarteto para enfrentarse en los octavos de final contra Rusia.

"El objetivo de esta fase era quedar primeros de grupo. Conseguido. Ahora tenemos que ser exigentes con nosotros mismos, saber que si encajamos con tanta facilidad no se puede conseguir el objetivo que venimos persiguiendo desde el primer día", explicó Hierro, que pone "notas globales", porque las "personales" sobre cada jugador no las dice en público, sino de "puertas adentro".

"Sabíamos que Marruecos no nos iba a regalar absolutamente nada, que era muy buena selección, que habían merecido mucho más en los dos partidos anteriores. Sabíamos que era un grupo complejo, que tanto Irán como Marruecos eran rivales muy complicados, como se ha demostrado. La primera conclusión que podemos sacar, que a pesar de todas las dificultades, hemos terminado primeros de grupo, por ser positivos", comenzó su rueda de prensa el seleccionador tras el 2-2.

"Tenemos margen de mejora y tenemos que hacer las autocríticas necesarias. Cinco goles en tres partidos no es el camino. Se lo he dicho a los chicos. Son maduros para entender la situación. Cuando hemos sido pesados los últimos días diciendo que Marruecos es difícil evidentemente no lo decimos por decirlo", continuó.

Hierro también defendió que los cambios, los dos primeros ya en el minuto 74, "siempre" han sido "con una mentalidad ofensiva y de ganar" para ser primeros de grupo, insistió en que el equipo tras el 1-0 se tiró "a tumba abierta a por la victoria" y que a Iago Aspas le pidió "que sacase todo el talento que tiene, como así ha hecho".

España terminó primera después de dos goles que requirieron el VAR, el 2-2 de España ante Marruecos y el penalti que supuso el 1-1 de Irán contra Portugal. "Nos han instruido a todas las selecciones, a todos los seleccionadores y a todos los jugadores de lo que significa. Es una tecnología que intenta ser lo más justa posible".

"Cuando marcamos el gol entendíamos que el árbitro estaba consultando el VAR y ninguno de nuestros jugadores ha ido a presionar nada. A partir de ahí, hemos intentando abstraernos de lo que pasaba en el otro partido, porque era la única solución para centrarnos muy mucho en Marruecos", añadió Hierro, que remarcó que ser seleccionador "no es un reto, es un orgullo y una satisfacción".

También reivindicó su toma de decisiones desde que ha asumido el cargo en el banquillo. "Julen tiene su responsabilidad nueva, yo tengo la mía. Nos intercambiamos mensajes como dos amigos que somos. Nosotros tenemos que tener nuestra personalidad propia y ahora soy yo el responsable para lo bueno y para lo malo. Somos dos amigos que se mandan mensajes, hablamos de la suerte, un abrazo grande..."

En octavos, España se enfrentará a Rusia: "Nos enfrentamos contra el anfitrión, que tendrá su público detrás, pero en el fútbol al final se gana y se pierde con lo que pasa dentro del campo. Los chavales están acostumbrados a moverse en ambientes así, a jugar fuera de casa con ambientes así. No preocupa lo que hay fuera del estadio. El ambiente será bonito".

"Tenemos tiempo suficiente hasta el día 1 para preparar bien el partido, para analizarlo bien. Primero a descansar, a dar el optimismo de pensar que hemos terminado primeros de grupo y a partir de mañana, que es la recuperación, a trabajar. Esto no para. Es un rival difícil. Ya no se puede arreglar un mal resultado. A partir de ahora es o te quedas o te vas para casa", advirtió.