DonnarummaLagrimas.jpg
15 Dic 2017 05:36 AM

Donnarumma rompe en llanto por su situación en el Milan

Para los hinchas del club lombardo, ya calientes por las dudas de Donnarumma y las maniobras de Raiola durante las negociaciones de su prolongación, fue demasiado.
La
Fm

Donnarumma episodio 2: Tras un primer ataque de fiebre el pasado verano, la situación del portero del Milan volvió a subir de temperatura esta semana, con el futbolista como protagonista de una escalada verbal que implica a su agente, a los tifosi, a la directiva e incuso a un antiguo jefe de gobierno.

El caso se reabrió con un artículo en el Corriere della Sera en el que se explica que los abogados del jugador y de su agente Mino Raiola habrían escrito al club para solicitar la anulación de la prolongación del contrato firmado en julio. Motivo: Donnarumma, de 18 años, habría sufrido "violencia psicológica" en el momento de la firma.

Para los hinchas del club lombardo, ya calientes por las dudas de Donnarumma y las maniobras de Raiola durante las negociaciones de su prolongación, fue demasiado.

En el partido de Copa ante el Hellas Verona (3-0), los tifosi silbaron al jugador cada vez que tocó el balón y le insultaron, además de mostrar una gran bandera en la que se leía: "¿Violencia moral a 6 millones por año y el fichaje de un hermano parásito? Ahora vete, la paciencia se termina".

"Donnarumma, montón de mierda" o "Gigio, márchate" fueron algunos de los gritos hostiles escuchados desde la grada por parte de los hinchas.

El hermano en cuestión, Antonio, de 27 años, estaba en el banquillo ya que es el teórico tercer portero de la plantilla del Milan, con un salario estimado en 1 millón de euros al año, el décimo más elevado en Italia para un arquero, sin haber debutado en su carrera en la Serie A.

- 'Mala noche' -

En el césped, el más joven de los Donnarumma, una de las mayores esperanzas del fútbol mundial, se mostró impasible ante el negativo ambiente. Pero las imágenes televisivas le mostraron al final del duelo con los ojos rojos, consolado por su capitán Leonardo Bonucci y su entrenador Gennaro Gattusso.

'Gigio' publicó un mensaje en Instagram: "Fue una mala noche y no me lo esperaba. Nunca he dicho ni he escrito que he sufrido violencia moral. Fora Milan".

Un intento de frenar una polémica que ya no tenía marcha atrás, alimentada por algunas voces inesperadas, como el antiguo jefe de gobierno Enrico Letta.

"Lamento decirlo, pero si hubiera estado esa noche en la Curva de San Siro, habría silbado a Donnarumma", señaló en la red social Twitter.

Pero más que en las gradas, es en las oficinas del Milan donde se juega la verdadera batalla de Donnarumma, víctima o cómplice según los diferentes ángulos. En ella se enfrentan su potente agente Raiola y Massimiliano Mirabelli, director deportivo del club, dos hombres que se detestan.

- 'Problema personal' -

Mirabelli se refirió al primero. "No vamos a dejarnos estrangular. Gigio es un chico formidable que nunca nos ha dicho que se quiere ir. Creo que alguien quiere organizarle algo, pero nosotros defenderemos al Milan", señaló tras el famoso partido contra el Verona.

"Donnarumma tiene contrato hasta 2021, por lo que no he dicho nada a Raiola. Si quiere partir, nos tendrá que suplicar, un día comprenderá donde está el bien y donde está el mal. Hay un señor que se ha convertido en un 'showman' más que otra cosa. Nos hace reír", añadió.

La respuesta de Raiola llegó con un largo comunicado en el que aseguró que "Mirabelli tiene un problema personal" con él.

"Utiliza a Donnarumma para atacarme. Estas polémicas le van bien porque cambian la atención del verdadero problema del club: su proyecto técnico", escribió el que también es agente de Paul Pogba y Zlatan Ibrahimovic.

El drama debería finalizar en los próximos meses. Si la anulación de la prolongación del jugador parece improbable, sí está más cerca su salida, probablemente en verano y no en la ventana de fichajes que se abre en enero.

Con información de AFP.