Rigoberto Urán
Rigoberto Urán, ciclista colombiano.
AFP
14 Sep 2020 03:35 PM

Rigoberto Urán contó por qué no usa potenciómetro en Grandes Vueltas

El ciclista colombiano prefiere fijarse en sus sensaciones en las últimas semanas de las competencias.
agenciaefe
Agencia
Efe

Rigoberto Urán corre a contracorriente. En un ciclismo obsesionado por los datos que ofrecen los potenciómetros instalados en las bicicletas, el colombiano afronta el Tour de Francia sin esos aparatos, fiándose exclusivamente de sus sensaciones.

Para ello cuenta con su experiencia, labrada en 19 grandes vueltas, en las que ha aprendido a conocer su cuerpo y ha analizar la carrera.

"Los datos que te ofrecen esos ordenadores son importantes cuando uno está preparándose, pero una vez aquí,...", respondió durante la segunda jornada de descanso el jefe de filas del Education First, tercero de la general a 1.34 del líder, el esloveno Primoz Roglic.

Le puede interesar: Mundial de Ruta: Revive ilusión en Colombia tras parte médico de Sergio Higuita

Ciclista de raza, el de Urrao prefiere mirar la carrera y escuchar a su cuerpo, al tiempo que ahorrarse unos gramos en la bicicleta.

"Por tema de peso de la bici me gusta quitar los vatios, sobre todo la tercera semana del Tour. En ese momento no se mira tanto, vas al ritmo que te lleven. Ya he corrido antes a sensaciones. Solo lo hago cuando estoy para disputar las carreras, porque no necesito más información, tengo muchos datos de todo el año y trato de ir a mi ritmo", explicó.

Veteranía

El veterano de los aspirantes al podium, junto al australiano Richie Porte, de 35 años, sabe que en una carrera tan larga como el Tour hay que vivir el presente y aguantar lo que depare la carretera.

Sobre todo después de que hace menos de un año su futuro encima de la bicicleta quedara comprometido por una dura caída sufrida en la Vuelta a España que le dejó al borde del precipicio.

"Fue un año muy complicado, pero disfruto mucho de entrenar y cuando tienes esa pasión es difícil dejarlo", apuntó el de Antioquía, que ha aprendido a base de éxitos y fracasos a relativizar ambos.

"Claro que tengo presión, nervios, pero cuando he vivido tantas cosas, el deporte no es la prioridad. Trato de hacerlo lo mejor posible, pero sin que me afecten los resultados. Por eso estoy disfrutando", asegura.

"Después de tantos años de profesional, uno sigue por la pasión y por le cariño de mis seguidores, me apasiona mucho. Con pasión es más fácil", agrega.

Lea además: Nairo se desahogó: "Tengo unas ampollas en todo el cuerpo"

Urán disfruta del ciclismo, de formar grupos de entrenamiento en Colombia, del ambiente de las carreras.

Tras haber superado las secuelas de la caída, se siente de nuevo feliz de competir con los mejores en las montañas y aunque no se fija ningún objetivo, tampoco renuncia a nada.

"En carreras de tres semanas hay que estar concentrado hasta el final, quedan dos etapas de montaña duras y una contrarreloj importante. Tenemos que aprovechar las oportunidades", señala.

Contrarreloj

Urán reconoce que la victoria final está difícil por el poderío de Roglic y su equipo, el Jumbo, y la fortaleza de su compatriota Tadej Pogacar. "Pero esto no se acaba hasta París", advierte.

De entre los que están en el "top 10" es el único junto a su compatriota Nairo Quintana que ha pisado el podio de París. Fue segundo en 2017 y aquella experiencia le hace conocer que aguantar es la clave para estar entre los mejores.

Lea también: Etapa 16 del Tour de Francia: recorrido y altimetría

Su tercera plaza está amenazada por sobre todo por su compatriota Miguel Ángel López, cuarto a 11 segundos, el británico Adam Yates, a 29, Porte a 39 y el español Mikel Landa.

Sobre el papel, Urán tiene cierta ventaja en la contrarreloj del próximo sábado en las rampas de La Planche des Belles Filles. Pero el colombiano sabe que no se puede correr pensando en el futuro.

"No se puede guardar nada, hay que darlo todo cada día. Tras 20 etapas será una contrarreloj de fuerza. A mi me han ido bien las cronos que he hecho en el Tour, pero no me reservo para ello", señala.

Antes quedan dos duras etapas de montaña en los Alpes que Urán deberá afrontar sin el apoyo de Sergio Higuita, el campeón de Colombia, obligado al abandono tras una caída este domingo.

"Es una pérdida importante, los otros compañeros tendrán que trabajar más, pero estamos preparados para ello", asegura.