Iván Ramiro Sossa, campeón de la Vuelta Burgos en España
Iván Ramiro Sossa, campeón de la Vuelta Burgos en España
Imagen tomada del Andronni Giocatolli
11 Ago 2018 02:54 PM

Los 'escarabajos' colombianos siguen sorprendiendo a Europa

Iván Ramiro Sosa se robó la atención del público europeo con su triunfo en la Vuelta a Burgos.
Tomás Guzmán Torres
Tomás
Guzmán Torres
@tguzmant

De nuevo, un ciclista colombiano ha hecho historia en Europa y aparte ha vuelto a sorprender, tres semanas después de finalizado el Tour de Francia con la destacada actuación de Egan Bernal, pieza clave para el título final de Geraint Thomas (SKY).  

Desde que despuntó Rigoberto Urán por allá a comienzos de 2013 en el Giro de Italia siendo segundo, no ha parado la cosecha de figuras, títulos y buenas actuaciones de los ‘escarabajos’ en las principales competencias del calendario internacional.  

Nairo Quintana, Esteban Chaves, el propio Egan Bernal, así como Miguel Ángel López, siguieron la estela dejada por ‘Rigo’, quien a propósito, un año atrás, recibió un premio merecido como segundo por detrás del británico Christopher Froome en la ronda gala.  

No obstante, cuando muchos no veían otra figura joven en el horizonte de los ciclistas colombianos, apareció Iván Ramiro Sossa (Pasca, Cundinamarca), un corredor del Andronni Giocatolli, el mismo equipo donde surgió profesionalmente Egan, ganando la Vuelta a Burgos, una competencia del World Tour.  

El pedalista de 20 años se impuso en la etapa reina y además venció a una figura cada día consolidada como ‘Superman’ López, quien terminó segundo en la clasificación general.  

Sin duda, una hecho que termina de prolongar el surgimiento de figuras colombianas en el ciclismo mundial, tal cual como ha sucedido en las últimas seis temporadas.  

Iván Ramiro Sossa y Miguel Ángel López quedaron distanciados por tan solo 17 segundos después que ambos hicieran el 1-2 en la última etapa de la Vuelta.  

Al respecto, el ganador de la prueba explicó que en su equipo habían "planificado estar a rueda durante el último kilómetro porque en los últimos 700 metros había una curva dura", si bien ha decidido esperar hasta los 400 para hacer el ataque. 

"El cambio de ritmo ha sido a muerte con lo que tenía", ha asegurado Sosa, quien no obstante ha reconocido que lo ha hecho "con más cabeza que con las piernas", ya que éstas le empezaban a flojear tras una subida de 12 kilómetros que le ha servido también para quitarse la espina del Picón Blanco de hace dos días en la que, ha confesado, le faltó experiencia. 
 
Por último, Iván Sosa ha asegurado irse "muy contento" al Tour del Porvenir, que comenzará en unos días, y al que llega, según ha subrayado, "en muy buen estado de forma".  

  

Fuente
Antena 2 y EFE