C90VWj1WAAAV0y8.jpg
@AmericadeCali
8 Jun 2017 03:06 PM

América y Cali se 'fueron en tablas'

El partido de vuelta se jugará el próximo domingo a la 5:15 p.m. en el estadio del Deportivo Cali, conocido como El Coloso de Palmaseca.
La
Fm

0:27 5:25

El primer partido de semifinales de la Liga Águila entre América y Deportivo Cali terminó empatado sin goles, luego de un juego de pocas opciones de gol y muchas faltas en la mitad del terreno. El finalistas se conocerá en el estadio Palmaseca.

En el primer tiempo, Deportivo Cali salió con la iniciativa pero el que mejor terminó fue América, que después de una seguidilla de faltas de parte del equipo 'azucarero', logró llegar con peligro sobre el arco de Mina.

La primera opción de gol clara en el partido la tuvo Cali al minuto 10 de juego, cuando en una llegada por el centro del campo le enviaron una pelota al delantero Duque, quien sacó un remate con derecha que logró salvar con lo justo el arquero Bejarano.

En el minuto 15 le invalidaron un gol a América de Cali por un claro fuera de lugar del delantero Silva, tras un cobro de tiro libre, en un momento del partido en el cual el equipo 'escarlata' ya tenía la pelota y llegaba con peligro al arco de Mina.

Una de las opciones más claras de gol para los locales fue al minuto 24 tras un cobro de tiro libre que ejecutó el 'cucho' Hernández y que finalmente pegó en el palo. Además, al minuto 33 tras una jugada del mismo Hernández, Borja sacó un remate que se desvió en un defensa.

Una más tuvo en América que con la pelota quieta pudo hacer mucho daño, esta vez al minuto 35 en un cobro de tiro libre de Borja que pasó muy cerca del arco de Mina. A los 37, Duque se lo volvió a perder para los 'azucareros' en una jugada en la cual no pudo conectar bien la pelota.

En el segundo tiempo el juego no cambio mucho y América tuvo la primera opción clara al minuto 51, luego de un cobro de tiro libre y que el delantero Borja no logró conectar como era para poder enviar al fondo de la red.

Las opciones de gol en estos 45 minutos fue casi nulo y además la mitad de la cancha se convirtió en el centro de las faltas de parte de ambos equipos que querían aprovechar la pelota quieta para aproximarse al arco rival, pero ninguna se materializó en goles.