Gobierno de Venezuela respondió a declaraciones de Santos sobre Maduro

Foto: El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro y el presidente Juan Manuel Santos / AFP

El canciller venezolano, Jorge Arreaza, señaló a Santos de subordinarse al Gobierno de Estados Unidos, luego de que Santos afirmara que es urgente restaurar la democracia en Venezuela.

“La histórica sumisión de los gobiernos de la oligarquía colombiana a Washington, sigue generando dolor, guerras, desplazados, refugiados, miseria, paramilitares, contrabando, producción de drogas, narcotráfico, narco y parapolítica. Subordinación renovada ayer por @JuanManSantos“, dijo Arreaza en su cuenta de Twitter.

Lea también:

La Administración de Nicolás Maduro acusa constantemente a Colombia de tener una “subordinación” al Gobierno del estadounidense Donald Trump que considera que en Venezuela hay una “dictadura”.

Santos urgió a restaurar la democracia en Venezuela, de la que dijo que está sometida por un “régimen dictatorial”, al hablar en una rueda de prensa conjunta con el secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, con quien se reunió en Bogotá.

Santos y Tillerson, que está en una gira por América Latina, se reunieron en la Casa de Nariño para conversar sobre asuntos de la agenda bilateral y regional, como la lucha contra el narcotráfico y la crisis de Venezuela, a cuyos ciudadanos Colombia seguirá “brindando asistencia humanitaria”, afirmó el jefe de Estado.

Santos ha reiterado además que para su Gobierno las elecciones presidenciales que se celebrarán en Venezuela antes de mayo, por decreto de la oficialista Asamblea Nacional Constituyente (ANC), no tendrán validez.

Para el primer mandatario, “la aguda crisis que atraviesa el vecino país –fruto de la fracasada revolución que abandera el presidente Maduro– tiene repercusiones enormes para Colombia y para toda la región.

Santos se refirió a la convocatoria a elecciones presidenciales y sostuvo que “no tendrían validez porque no ofrecen ninguna garantía”.

“Maduro no aceptaría jamás ir a unas elecciones libres y transparentes porque sabe que las pierde. Y en esas condiciones será imposible para Colombia y para muchos países democráticos reconocer cualquier resultado”, afirmó Santos. 

Dentro de la agenda, Santos y Tillerson trataron el crecimiento de hectáreas sembradas con coca. Según el último informe de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), los cultivos ilícitos en Colombia crecieron en 2016 hasta las 146.000 hectáreas, lo que supone un aumento del 52 % en un año, y un regreso a los niveles de 2001.

Con información de LA FM y EFE