cartagena-estatuas1.jpg
24 Oct 2017 05:19 AM

Toman medidas para que estatuas humanas no cometan actos delictivos en Cartagena

Las estatuas humanas del Centro Histórico deberán acogerse a un reglamento.
La
Fm

Bertha Arnedo, directora del Instituto de Patrimonio y Cultura de Cartagena, informó del inicio del censo de las personas que laboran como estatuas humanas que se ubican, en su mayoría en las plazas del Centro Histórico y Bocagrande.

La funcionaria señaló que una vez identificada esta población, se procederá a su carnetización y se establecerá un reglamento que deberá ser cumplido por cada uno de los artistas que se dedican a ser estatuas humanas.

“Consideramos que debemos realizar un acompañamiento porque necesitamos identificar quienes son estos artistas que están fungiendo como estatuas humanas, cuál es el reglamento, las características de esas estatuas humanas, el mapa en el Centro Histórico, dónde deben estar o dónde han estado permanentemente”, expresó la funcionaria.

La funcionaria señaló que una vez identificada esta población, se procederá a su carnetización y se establecerá un reglamento que deberá ser cumplido por cada uno de los artistas que se dedican a ser estatuas humanas, advirtiendo que “todo lo que se salga de ese reglamento, norma o lista, no tendrá el acompañamiento del Instituto” añadió la directora del IPCC.

“Lo que queremos en verdad es que podamos seguir disfrutándola, que podamos generar un punto de equilibrio dentro de la confiabilidad, la legitimidad, la valoración del arte y por supuesto la seguridad de todos”, dijo Arnedo.

Esta medida se toma luego del hurto del que fue víctima una turista por parte de una de las personas que se dedica a este trabajo y que cuya acción delictiva quedó registrada en cámaras de seguridad ubicadas en el centro histórico.

Al conocerse el hecho, el alcalde (e) Sergio Londoño Zurek pidió al general Luis Humberto Poveda, comandante de la Policía Metropolitana, realizar los mayores esfuerzos posibles para capturar a los responsables, donde la presión de la autoridad dio resultado debido a que una de las dos estatuas se entregó voluntariamente.

Él se presentó, pidió perdón y dijo que estaba disponible para que las autoridades tuvieran la información. Estos son hechos desafortunados que pasan en todas las ciudades del mundo. Nosotros no lo podemos permitir. Lamentos y pedimos excusas a los turistas por estos hechos pero continuaremos con mano dura para que estos crímenes no queden impunes, dijo el alcalde Londoño en su momento.

El incidente, que se registró a finales de agosto de este año, causó revuelo en la ciudad debido a la forma como se cometió el ilícito, ya que la estatua humana en complicidad con un compañero, introdujo una de sus manos en la mochila de su víctima, donde sustrajo una billetera. Tras cometer el robo, el delincuente y su cómplice se repartieron el botín.