legionholk1.jpg
24 Ene 2017 02:26 AM

Preocupación en Barranquilla por llegada de la Legión Holk

La Legión está conformada por jóvenes menores de 18 años que se colocan retos violentos e incitan al delito.
La
Fm

El reciente caso presentado en México, donde un menor de edad integrante de un grupo llamado Legión Holk y retado por redes sociales, asesinó a un compañero, tiene en alerta a las autoridades y padres de familia, pues se ha conocido por medios virtuales una convocatoria en diferentes ciudades de la región caribe como Cartagena y Barranquilla.

En la capital del departamento del Atlántico, los jóvenes se están citando para el próximo 18 de febrero en el Parque Sagrado Corazón, sin embargo, la Policía Metropolitana anunció que se encuentran investigando y que no permitirán que dicha reunión se dé.

"Hemos solicitado a nuestro agente investigar estas amenazas y bajo ningún punto de vista permitiremos este tipo de encuentros, teniendo los antecedentes criminales de la Legión. El llamado que le hacemos es especialmente a los padres de familia para que vigilen a sus hijos y no permitan que asistan a dicho evento", indicó el coronel José Palomino, comandante operativo de la Policía Metropolitana.

El contexto mexicano

La Legión Holk la conforman miembros de entre 12 y 16 años que han sido expulsados de otras comunidades tras haber sido advertidos por su comportamiento.

Según la fiscalía de ese país, buscan "un sentido de pertenencia, y se dedican a engañar con ataques en masa con el fin de atraer la atención, generar polémica, confrontarse con otros usuarios y establecer una tendencia".

Una de sus última fechorías fue lanzar el hashtag "#MasMasacresenMéxico", que aunque para algunos miembros de estas comunidades es una broma, su impacto puede derivar en que otros usuarios no distingan entre el juego y la realidad, y creer que su mensaje de odio es auténtico y debe ser llevado a la práctica.

Ante esta situación, que genera apología del delito, la fiscalía recomendó reforzar el núcleo familiar con los adolescentes; supervisar constantemente a los menores en redes sociales, sin violar su privacidad; reforzar el contacto y hacerles entender que sí existen consecuencias a ese tipo de conductas.

La Comisión Nacional de Seguridad (CNS) exhortó en un comunicado a las familias "a mantenerse alerta de la actividades que realizan sus hijos en redes sociales a fin de identificar posibles conductas que puedan ocasionar agresiones físicas y psicológicas a terceros o a ellos mismos".