Aplican vacuna contra la covid-19 a adolescentes en Israel
Aplican vacuna contra la covid-19 a adolescentes en Israel
AFP
17 Feb 2021 11:00 AM

Polémico proyecto "distintivo" en Isarael que beneficia a vacunados contra Covid

El Gobierno anima a la gente a vacunarse, pero quiere encontrar un "delicado equilibrio" entre la salud pública y respeto a las libertades.
Agencia
AFP

Israel, líder mundial en la vacunación contra la covid-19, puso en marcha un controvertido proyecto de "distintivo" para que solo las personas vacunadas puedan acceder a gimnasios, conciertos y restaurantes. 

En los últimos días, el gabinete ministerial anunció un calendario para sacar al país de su tercer confinamiento desde el inicio de la pandemia mediante una intensa campaña de vacunación, que convierte a Israel en un pequeño "laboratorio mundial". 

Le puede interesar: Expertos alemanes defienden vacuna de AstraZeneca ante desconfianza por su efectividad

Hasta ahora cuatro millones de israelíes fueron vacunados (el 45% de la población), de los cuales 2,6 millones recibieron la segunda dosis, según los últimos datos del ministerio de Sanidad. Se trata de la mayor tasa de vacunación del mundo. 

La principal mutual sanitaria del país, Clalit, publicó un estudio sobre 1,2 millones de personas en el que concluye que la vacuna de Pfizer/BioNTech --las compañías con las que Israel tiene un acuerdo de intercambio de datos biomédicos-- tiene una eficacia del 94 %. 

Con una vacuna eficaz y un alto porcentaje de la población vacunada, las autoridades planean reabrir gradualmente gimnasios, museos, centros comerciales, restaurantes y cafés a partir del domingo. 

Pero no a todo el mundo. El gobierno anunció un sistema de "distintivos", de color morado para los que no están vacunados o solo han recibido una dosis y de color verde para los que han recibido su segunda inyección o están "recuperados" del covid-19. 

Los centros comerciales, las bibliotecas, los museos, los cafés y algunos lugares de culto abrirán en "morado", es decir, para todo el mundo. Y los gimnasios, los eventos deportivos y culturales, los restaurantes (con reserva) estarán abiertos para los titulares del "distintivo verde", es decir, para los que tengan un certificado de doble vacunación o de recuperación.

Lea además: En México están entregando la ceniza en bolsas plásticas

"Estamos avanzando en un desconfinamiento responsable en la forma de 'Si estás vacunado, puedes entrar'", dijo el ministro de Defensa, Benny Gantz, sobre esta medida, que podría ser difícil de aplicar en las empresas.

Además de los "distintivos", los israelíes que hayan recibido las dos dosis también podrán recibir un "pasaporte verde" que les permita entrar en el país después de un viaje al extranjero sin tener que cumplir cuarentena, pero a condición de que tengan un test covid-19 negativo. 

Al principio de la pandemia, los servicios de inteligencia habían recurrido a medidas antiterroristas para localizar a personas que habían estado en contacto con otras que habían contraído la covid-19, lo que causó controversia y llevó a los políticos a frenar la iniciativa.

Esta vez, el gobierno anima a la gente a vacunarse, pero quiere encontrar también un "delicado equilibrio" entre la salud pública y el respeto a las libertades individuales, dijo Hagai Levine, profesor e investigador de salud pública en la Universidad Hebrea de Jerusalén. 

El "distintivo" y el "pasaporte" covid aparecen cuando las autoridades intentan fomentar la vacunación entre los más jóvenes, al tiempo que el primer ministro Benjamin Netanyahu se esfuerza en reactivar la economía antes de las elecciones del 23 de marzo, cruciales para su supervivencia política. 

Según datos oficiales, el 96 % de las personas de entre 70 y 80 años, más vulnerables a la covid-19, han recibido al menos una dosis de la vacuna, una tasa que se reduce al 44 % entre los jóvenes de entre 20 y 29 años, en un país que no tiene problemas de suministro de vacunas.

"Las autoridades deberían haber puesto en marcha esta medida [los distintivos] un mes antes (...) pero esto forma parte claramente de la campaña de Netanyahu para ser reelegido", apunta Levine.