pastranajamesyuribelafm-1.jpg
Andrés Pastrana, James Rodríguez y Álvaro Uribe
7 Nov 2016 01:08 PM

Pastrana y Uribe plantean desde Madrid más propuestas a los acuerdos de paz

El expresidente conservador propuso un testigo en la mesa, mientras que el actual senador planteó un "riesgo de asfixia" para la economía colombiana.
La
Fm

Pastrana

El ex presidente colombiano Andrés Pastrana (1998-2002) quiere testigos en las nuevas negociaciones entre el Gobierno y las Farc en La Habana, para que comprueben que se toman en cuenta las propuestas de quienes militaron a favor del "No" en el plebiscito del 2 de octubre, indicó este lunes desde Madrid.

"Presidente, ¿quién nos garantiza que lo que nosotros estemos exponiendo se lleve a la mesa de negociación?", se preguntó Pastrana en un acto en la capital española en el que participó también el ex presidente Álvaro Uribe (2002-2010), igualmente opuesto al acuerdo de paz entre el gobierno y las Farc que perdió el plebiscito con un 50,21% de votos desfavorables.

"Ahí estamos proponiendo elementos como un testigo, testigos que hay en la mesa, con voz y sin voto, que nos garanticen que esos acuerdos están llegando a la mesa de negociación", añadió, refiriéndose a las distintas propuestas formuladas por los partidarios del "No".

En una alocución el sábado, el presidente Juan Manuel Santos dijo haber ordenado al equipo negociador del gobierno que trabaje "en modo cónclave" hasta alcanzar un nuevo acuerdo con la guerrilla marxista.

El mismo día viajó a La Habana, donde se estaban llevando a cabo las negociaciones de paz desde 2012, el negociador jefe del ejecutivo, Humberto de la Calle.

Pastrana dijo que los partidarios del "No" esperan ser informados "al final de esta semana" de lo que haya ocurrido en la mesa de negociación en Cuba. Y puntualizó que su oposición a que el acuerdo con las Farc se incorpore a la Constitución colombiana es "una línea roja".

Por su lado, Álvaro Uribe opinó que "no le convendría al país" que el gobierno haga "reformas superficiales, cosméticas", sino "un gran acuerdo nacional que le haga unas reformas de fondo a los textos de La Habana".

En el acto en la Casa América, en Madrid, participó también el ex presidente conservador del gobierno español José María Aznar (1996-2004), que elogió a ambos ex mandatarios colombianos por su "liderazgo verdaderamente impresionante" en la defensa del "No".

Aznar lanzó una advertencia al gobierno recién formado por su correligionario Mariano Rajoy, pidiéndole tanto a él como a su ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, que "tomen nota de estas circunstancias", porque tendría consecuencias políticas "devastadoras menospreciar la voluntad política expresada por los colombianos" el 2 de octubre.

Uribe

El expresidente de Colombia Álvaro Uribe consideró que los acuerdos de paz firmados entre el Gobierno de su país y las Farc contienen un "riesgo de asfixia" para la economía colombiana, ya que recoge la inversión del 1,2 % del PIB en el proceso sin tener en cuenta otros factores.

Uribe hizo estas declaraciones hoy en Madrid durante su intervención en el IV Foro Atlántico en Madrid, dedicado al referéndum sobre los acuerdos de paz, y en el que también participaron el expresidente colombiano Andrés Pastrana y el expresidente del Gobierno español José María Aznar.

Uribe, que presidió su país de 2002 a 2010 y es uno de los grandes impulsores del "no" a los acuerdos de paz alcanzados en La Habana entre el Gobierno colombiano y las Farc, aseguró que el texto "crea una trampa económica" al incluir esta inversión.

Una vez firmado, el documento tendrá carácter constitucional y será de obligado cumplimiento, por eso ha propuesto que el texto incorpore "cláusulas de protección" para que ese gasto público "sea flexible", y no afecte a la competitividad, a la iniciativa privada o a la estabilidad fiscal.

Junto con la justicia transicional, este punto es especialmente grave porque la economía colombiana está en un momento "difícil" y el país vuelve a tener endeudamiento y déficit fiscal, consideró.

"Esto forma parte de la agenda del país (la económica) y no debería de negociarse con una guerrilla", criticó Uribe, que fue increpado por dos personas entre el público que le acusaban de fundamentar sus argumentos por el "no" en "mentiras".

A juicio de Uribe, el acuerdo alcanzado contempla una doble amnistía, la de los crímenes de lesa humanidad y la del narcotráfico, que es la principal fuente de financiación de la guerrilla colombiana, aclaró.

Por eso, lo mejor para Colombia es que de las negociaciones que el Ejecutivo del presidente Juan Manuel Santos ha puesto en marcha tras el rechazo del plebiscito salga un texto que incorpore cambios de "fondo", que haya un "gran acuerdo nacional" y este debate se desvincule de la próxima campaña presidencial.

El actual senador colombiano aseguró que el "no" ganó en el referéndum del pasado octubre por contar con una fuerte campaña de argumentos, pese a tener menos recursos económicos que el Gobierno colombiano.

Según sus datos, la campaña del Ejecutivo empleó unos 4 millones de dólares en argumentar a favor del acuerdo alcanzado, mientras que las del no, no superaron los 600.000 dólares.

Con información de EFE