Lo acusan de corrupción
Redes de la U. Distrital
2 Oct 2019 01:10 PM

No existe prueba alguna de que sea corrupto: Rector de U Distrital

Ricardo García asegura que los señalamientos de Wilman Muñoz son "impulsados por un ánimo de venganza". 
Katherine Leal
Katherine
Leal
@KT_Leal

A través de una carta dirigida a los estudiantes el rector, actualmente suspendido, de la Universidad Distrital, Ricardo García, aseguró que los señalamientos sobre sus presuntos nexos en actos de corrupción son falsos y motivados por "un ánimo de venganza".  

"He denunciado con pruebas sólidas, que yo mismo recaudé, al señor Wilman Muñoz, anterior director del Instituto de Extensión (Idexud) de la Universidad Distrital, por el presunto desvío ilegal de dineros provenientes de los Convenios de Extensión en la Universidad. Lo hice desde enero de este año 2019, un hecho sobre el que informé al Consejo Superior Universitario", indicó García. 

Lea también: Rector de la Universidad Distrital fue apartado del cargo temporalmente

Además, asegura que no ha recibido beneficios de la mencionada tarjeta de crédito para servicios sexuales, "a los que jamás he accedido, un señalamiento bajo y mentiroso que me ha hecho el sindicado, sin ninguna prueba". 

En la carta asegura que con los testimonios recogidos por la Procuraduría se destapará "la 'olla podrida' que se escondía en dicha entidad, bajo la modalidad de 'cuentas ocultas', de crédito y corrientes". Argumenta, además, que los señalamientos de Muñoz los hace impulsado por un ánimo de venganza. 

"El señor Wilman quiso hacerme ver también como corrupto y como beneficiario de los gastos de la tarjeta de crédito que él utilizaba abusivamente para sus transacciones personales", escribió.

García, también indicó que Muñoz "no mostró una sola prueba que pudiere sostener esas aberrantes afirmaciones (...) Es una paradoja trágica que me afecta en el alma".  

Le puede interesar: Estudiantes que lideraron paro en 2018 convocan nuevas movilizaciones

En otro de los apartes, García les dice a los estudiantes que han caído en una confusión al adjudicarle actos ilícitos,  "no pesa sobre mí ninguna denuncia seria sobre la pérdida de dineros públicos. He cuidado al máximo los gastos y los ingresos de un presupuesto central, que por otra parte no ha sufrido mengua alguna. No existe la más mínima muestra de que pueda ser corrupto", dijo.  

Y pidió "detener ese linchamiento moral y dar margen a una discusión seria, respaldada en pruebas y en razonamientos de peso. Lo han hecho conmigo, con el rector, cuyo único 'delito' es el de combatir la corrupción, el de hacerlo en la práctica y no solo en las palabras. Soy víctima de un crimen moral, de injuria y calumnia".