Sur del Magdalena
Cortesía - Angélica Curvelo
12 Feb 2020 07:04 AM

No cesan los incendios en el Páramo del Sumapaz

Parques Naturales y bomberos atienden la emergencia que ya afecta más de 10 nuevas hectáreas.
Fabián
Trujillo Beltrán
@fabianTBG

Un nuevo incendio en el Páramo del Sumapaz complica las labores de las autoridades que trabajan para apagar las llamas que ya han afectado varias hectáreas de vegetación.

La nueva conflagración se presenta a la altura de la vereda El Dorado de Guamal, Meta, hecho que ha afectado más de 10  hectáreas de zona verde.

Debido ala situación, Parques Naturales activó los consejos municipales y departamentales de Gestión del Riesgo para hacer frente a la situación de la que se desconoce las causas de su origen.

Lea: Así fue la protesta frente a Profamilia en Bogotá por caso de aborto en Popayán

"Gracias al sistema de información de fuegos de la NASA, Parques Nacionales Naturales identificó dos focos de calor; uno en el área protegida y otro en el sector de la vereda Peñalisa del corregimiento de Betania en el departamento de Cundinamarca", cita un comunicando oficial.

De otro lado, es necesario recordar que recientemente se había presentado otra emergencia en esa misma zona en donde Bomberos de Bogotá apoyaron la situación y la controlaron.

Le puede interesar: Niño gasta sus ahorros en un desayuno para que su madre con cáncer pueda conocer a Ricky Martin

Los Bomberos Oficiales de Bogotá lograron controlar, en las últimas horas, un incendio que consumió desde el jueves pasado un amplio sector del Páramo de Sumapaz, en el suroriente de la capital de la República.

Diego Moreno, Director de Bomberos en la capital del país, puntualizó que los focos estaban ubicados en tres puntos de esta localidad bogotana.

“Ya terminamos la tarea. Liquidamos los tres focos principales del páramo, que eran Lagunita, la Senda de los Osos y el sector de El Clarín, ya terminamos de liquidar al 100 %, que fueron los focos activos por los cuales fueron llamados”, dijo el oficial.

Moreno puntualizó que hubo daño en pastos bajos y frailejones, vegetación de alta importancia para el ecosistema del páramo.