Risaralda
Foto Archivo Gobernación
14 Ago 2020 11:31 AM

Muerte de dos indígenas en Cauca genera cruce de versiones

Los cuerpos de los nativos fueron llevados a sus sitios de origen para ser sepultados.
Carlos
Quilindo
@CarlosQuilindo1

Un grupo especial de la Fiscalía inicó la investigación de los hechos, en los que murieron dos comuneros indígenas en choques con la fuerza pública, en el municipio de Corinto, norte del Cauca. 

De acuerdo con la versión de las comunidades indígenas, Abelardo Liz, reportero de la emisora comunitaria Nación Nasa, del Cabildo de Corinto y el comunero Jhoel Rivera, fallecieron producto de disparos que recibieron por parte de los integrantes del Ejército.

Lea además: Hallan incinerado vehículo en que fue raptado suegro del director de Víctimas del Cesar

La situación se presentó mientras se adelantaba un procedimiento de desalojo que era acompañado por el Escuadrón Móvil Anti Disturbios, Esmad.

“El reportero indígena estaba haciendo el cubrimiento para nuestros medios de comunicación alternativos y fue asesinado por el Ejército”, denunció Ferley Quintero, consejero Regional Indígena del Cauca.

Nosotros no tenemos armas como la fuerza pública, lo único que tenemos es  el bastón de mando”, indicó Ferley Quintero, quien añadió que en el momento de los hechos no había presencia de grupos armados disidentes como lo aseguró la fuerza pública.

Los nativos revelaron videos en los que se ve a las tropas disparando desde la parte plana del terreno, muy cerca de donde estaban las comunidades.

Mientras tanto, la Tercera División del Ejército, se pronunció asegurando que las tropas no dispararon contra los comuneros y que hubo un ataque de integrantes de la disidencia de las Farc “Dagoberto Ramos”, desde la parte alta de la montaña.

Lea además: Bebé tiene heridas por esquirlas: alcalde de Cali sobre atentado tras masacre de jóvenes

Incluso el General Marco Vinicio Mayorga, comandante de la Tercera División, dijo que había disidentes de las Farc, camuflados dentro de las comunidades indígenas, por lo que cree que los proyectiles que acabaron con la vida de estas dos personas fueron disparados por los disidentes. 

“Se presentó un ataque a la tropa por parte de integrantes de la Columna Móvil Dagoberto Ramos, los cuales se encontraban camuflados dentro de la comunidad indígena hurtando material de comunicaciones e intentando secuestrar la tropa, lo que provocó la reacción de las unidades”, detalló el general. 

Los cuerpos de los indígenas muertos fueron llevados a sus lugares de origen donde serán “sembrados” como estas comunidades llaman al entierro de sus familiares. 

Gremios 

El sector agropecuario también se pronunció lamentando los hechos que son materia de investigación.

Asocaña aclaró que no cuenta con ningún cuerpo de seguridad privada en la zona, ni en ninguna otra parte como lo manifestaron las comunidades indígenas. 

Rechazamos las declaraciones emitidas por el Tejido de Defensa de la Vida y los Derechos Humanos de ACIN, según las cuales dichas acciones fueron coordinadas entre el Esmad, el cuerpo de carabineros de la Policía, el Ejército y la seguridad privada de Asocaña”.

“En este sentido, aclaramos que Asocaña no cuenta con ningún cuerpo de seguridad privada en la zona, ni en ninguna otra parte”, dice parte del comunicado emitido. 

El gremio también aseguró que no coordina acciones con los organismos de seguridad del Estado que desarrollan sus funciones en cumplimiento de órdenes judiciales y por último espera que se esclarezca lo sucedido