Arzobispo de Cali, monseñor Darío de Jesús Monsalve.
Monseñor rechazó las muertes a líderes indígenas y políticos que se han presentado en los últimos días en el departamento del Cauca.
RCN Radio Cali.
11 Nov 2019 04:35 PM

Monseñor Monsalve rechazó muertes de líderes en el Cauca

El Arzobispo de Cali lideró hace unos días una caravana humanitaria hacia el municipio de Tacueyó, en Toribio.
Diana Marcela Villegas
Diana Marcela
Villegas
@machevillegas

Monseñor Darío de Jesús Monsalve, Arzobispo de Cali, rechazó las muertes a líderes indígenas y políticos que se han presentado en los últimos días en el departamento del Cauca.

El alto prelado pidió al Gobierno Nacional que si bien no quiere que la Iglesia medie entre los grupos armados, debe garantizar, cuanto antes, la seguridad para estas comunidades.

El arzobispo agregó que estas muertes acrecientan la necesidad de asumir esta emergencia humanitaria, partiendo de la protección indígena del territorio.

“Seguimos con toda la preocupación por estas muertes que ahora afectaron al señor Genaro Quiguanas y a un ex candidato de las Farc y nos preocupa enormemente el que no se tenga un espacio de concertación, por lo menos para definir la seguridad de las comunidades indígenas y sus cabildos por parte del Gobierno, esto es fundamental que comience cuanto antes, ya que sin esa línea de diálogo directo, no veo posible que sean eficaces las medidas que se tomen”, expresó monseñor Monsalve. 

El prelado también señala que si se hubiera cumplido el Acuerdo de Paz, en especial el punto uno, referente al tema de tierras o el de la sustitución de cultivos ilícitos, la situación con las comunidades indígenas sería diferente.

Le puede interesar: Ofrecen millonaria recompensa por crimen de patrullero en Cartago (Valle)

“Hay que trabajar con el tema de sustitución voluntaria, garantizando que no hay armados dentro de los territorios indígenas, se debe aplicar lo que se habló en La Habana”, afirmó.

A tres años de cumplirse la firma de estos acuerdos, el religioso recuerda que ese punto uno, en el que se hablaba de desarrollo rural y del nuevo campo colombiano, al igual que el punto cuatro, con los temas de sustitución de cultivos y protección, es una herramienta que el Gobierno debe tener en cuenta, ya que anteriormente habían generado una expectativa de que la paz, podría retornar a estos territorios tan afectados por la guerra. 

Sobre mayor presencia de la fuerza pública en estos territorios, el prelado explicó que las comunidades que habitan en esa zona del país, son personas de valores, tradiciones y de fuerza espiritual y colectiva, por lo que no conciben que quien los va a proteger sea un actor armado.

Además, sostuvo que “ellos lo que quieren es que el Gobierno fije la protección de los resguardos y que controle las entradas y salidas a estos y se controle la movilidad de cualquier otro tipo de personas alrededor de sus viviendas”. 

El prelado insistió en que es necesario crear puentes que permitan romper los obstáculos en los territorios para crear estrategias de protección a las comunidades, por lo que en días anteriores había propuesto una mediación que facilitara el diálogo entre indígenas y el Gobierno, y ayudara a contener la ola de violencia de  los grupos armados ilegales contra las comunidades del norte del Cauca. 

Lea también:  Ofrecen millonaria recompensa por crimen de patrullero en Cartago (Valle)

“Hay que hacer lo posible por acordar la seguridad de los grupos indígenas, el Gobierno no quiere acuerdos con grupos armados, pero tampoco caminan los acuerdos con las comunidades, entonces, nosotros hemos planteado mediar, porque de por medio hay vidas", sostuvo.

De igual forma, indicó que "hay una especie de condena de muerte a la guardia y a los líderes indígenas que trae masacres; esto hay que atajarlo de cualquier modo y ponerle un pare de inmediato, y obtener una voluntad mínima que haga posible estos cambios".

Cabe recordar que ante esta propuesta, el Gobierno Nacional indicó que no hay posibilidades de realizar acercamientos con organizaciones y estructuras criminales asociadas al narcotráfico.