Población Migrante en la zona de frontera entre Colombia y Venezuela
Foto de RCN Radio Cúcuta
28 Sep 2020 01:02 PM

Miles de venezolanos regresan a Colombia tras cuarentena en su país

La falta de trabajo, alimentos y servicios públicos en Venezuela obliga de nuevos a miles de venezolanos a salir del país.
Sandra Hernández
Sandra
Hernández
@SandrahvInt

Una vez se reportaron los primeros casos de la Covid-19 en Colombia, miles de venezolanos que habían llegado hasta nuestro país para buscar nuevas oportunidades, decidieron regresar creyendo que en Venezuela iban a encontrar una mano amiga que los amparará en medio de la pandemia.

Sin embargo, muchos de ellos cuentan que llegaron a sus casas y allí no tenían ni servicios públicos y ni la menor posibilidad de encontrar sustento para sobrevivir, por lo que debieron regresar a Colombia en medio de las dificultades que han enfrentado por ser migrantes ilegales. 

Lea además: Confiscan cigarrillos de contrabando que iba para miles de tiendas de barrio

Cúcuta, Norte de Santander

A mediados del mes de marzo se observó el retorno de miles de venezolanos a su país por la zona de frontera, muchos de ellos llevaban entre 2 y 3 años trabajando en ciudades como Bogotá, Cali, Medellín y Bucaramanga, incluso varios regresaban procedentes de Ecuador y Perú, porque la pandemia los dejó sin trabajo y la única alternativa era regresar a casa.

Pero tan pronto se conoció la nueva medida del Gobierno Colombiano de retirar la medida de aislamiento preventivo con el objetivo de reactivar la economía, permitiendo la apertura de restaurantes, hoteles, gimnasios, salones de belleza y vuelos nacionales, cientos venezolanos de nuevo empacaron maletas para regresar a Colombia en busca de oportunidades.

Es el caso Omar Alexis Rodríguez un joven de 25 años, quien trabajaba en una estación de servicio de Bogotá desde hace dos años, por culpa del Covid-19 lo despidieron, obligandolo a retornar a su país junto con su esposa y sus tres hijos.

"A mediados del mes de abril, me quedé sin trabajo, sin dinero para pagar arriendo, comida y servicios, por eso decidí regresar mochiliando con ayuda de algunos transportadores, 16 días tarde para llegar a esta zona de frontera, pero al ingresar a mi hermoso país, me encontré con graves problemas, sin comida y medicinas, por eso me regreso a Bogotá", dijo Omar a RCN Radio.

Le Puede Interesar: ICBF restablece derechos de jóvenes rescatados de enfrentamientos en Tumaco

Un caso similar lo experimenta Robert Vallest quien trabajaba en Cali como maestro de construcción, decidió salir con su esposa, sus dos hijos y su suegra, con el objetivo de regresar a Carabobo en territorio venezolano, pero allí no encontró trabajo y decidió regresar a Cúcuta en busca de empleo.

"Esto es muy duro, primero nos tocó esperar varios días en la frontera para ingresar a mi propio país, después de pasar tantas angustias con mis hijos, logramos llegar a casa, pero no tenemos agua, luz y menos comida, por eso decidí retornar a Colombia", dijo Robert.

A su turno, Víctor Bautista, secretario de fronteras dijo que desde mediados del mes de julio se observa el retorno de venezolanos por las distintas trochas que unen a ambas naciones, pero desde el pasado 1 de septiembre cuando se reactivó la economía se incrementó el regreso de venezolanos.

"Se viene observando el ingreso entre 100 y 120 venezolanos por esta zona de frontera algunos se quedan, otros pretenden pasar al interior del país, también se ha detectado una migración pendular llegan en busca de alimentos y medicinas y regresan a Venezuela", dijo Bautista.

Así mismo, considera urgente la ayuda del Gobierno Nacional, aumentar la seguridad en la frontera, un fuerte esquema de comercialización y un proceso de identificación por los puentes internacionales y no por los pasos irregulares como viene sucediendo.

Lea además: Tres niños gravemente heridos por vendaval en Sierra Nevada de Santa Marta

Mientras que el gerente del Hospital Erasmo Meoz Tonino Botta, en Cúcuta, reporta el incremento de pacientes venezolanos con distintas morbilidades y un aumento en un 45% de mujeres embarazadas.

Paraguachón, La Guajira

Angely Márquez, salió de Venezuela junto a su pequeña hija hace dos años, la grave crisis económica que experimentaba, la hizo migrar dejando atrás lo construido durante toda una vida, buscando mejores oportunidades con miras hacia el futuro.

Sin embargo, la pandemia cambió sus planes; como otros miles de venezolanos, se vio obligada a retornar a su país de origen, mientras pasaba la fase crítica; al enterarse que en Colombia se empezaron a reactivar los sectores económicos empacó nuevamente su maleta y se aventuró a regresar.

Lea también: Enfrentamiento en Bolívar deja dos policías heridos

“Allá la situación está caótica, mal, no hay nada, no tenemos luz, con eso te digo todo; la situación nos obliga a regresar a Colombia y hacer mil cosas para obtener la moneda colombiana”, señaló Márquez, quien vivía en Maracaibo.

Los migrantes logran el objetivo de llegar a Colombia, pese a que el paso oficial está cerrado desde marzo de este año por cuenta del covid, lo hacen por las más de 200 trochas ilegales en zona de frontera, imposibles de controlar para las autoridades.

Pagamos hasta 300 mil pesos colombianos para poder cruzar la frontera, eso cuando nos va bien; puede ser mucho más y nos exponemos a grandes peligros que existen en las trochas”, agregó.

El negocio de los pasos irregulares lo manejan indígenas que habitan en la línea limítrofe, que por su condición no tienen frontera; una de ellas es Greicy Velandia quien manifiesta que “estas tierras son nuestras, nosotros nos rebuscamos así en medio de la pandemia y ellos tienen que pasar por acá por obligación porque por allá está cerrado”.

Los más perjudicados por el retorno irregular de migrantes a Colombia son los habitantes de poblaciones como Paraguachón, que históricamente ha vivido del movimiento de viajeros por el paso oficial, uno de ellos Alberto Barros, un cambista de divisas a quien encontramos en su puesto de trabajo solitario, un panorama habitual en los últimos seis meses.

“Ahora mismo la situación está apretada, ahora mismo no está pasando nada mientras que esté cerrada estamos listos, pedimos al gobierno que nos abra la frontera viene diciembre y es cuando uno se rebusca cualquier cosa”, puntualizó  el habitante de Paraguachón que hace 12 años se dedica a esta actividad.

Los pobladores manifiestan que el paso irregular, aparte de desmejorar sus condiciones económicas, podría generar un aumento en los casos de COVID-19 en esta zona del país, ya que los migrantes que retornan al país, no se someten a controles de las autoridades de salud; por eso exigen la reapertura.

“No es justo que la frontera haya sido la primera en cerrarse y la última en abrir, nosotros vivimos es de esto y llevamos seis meses sacando de donde no tenemos para poder comer; al final los migrantes siguen pasando por las trochas, exigimos que se abra el paso legal con todos los protocolos porque tampoco queremos que el virus llegue al pueblo, si no sucede el próximo mes nos iremos a paro”, dijo Ricci Deluque, presidenta de la junta de acción comunal de Paraguachón.

Lo cierto es que no es clara, por ahora, la fecha exacta de reapertura de la frontera, así lo dejó ver la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez quien visitó La Guajira.

Ese es un tema que no depende directamente de Colombia, tenemos toda la voluntad pero el gobierno de Venezuela como lo hacen las dictaduras no coopera para beneficio de los migrantes, todo por hacerle daño a las relaciones”, enfatizó la funcionaria.

Las autoridades locales dicen estar preparadas para el fenómeno migratorio, que desde ya se empieza a palpar, el retorno de los venezolanos a las ciudades fronterizas de Colombia, que se incrementará con la eventual reapertura de la línea limítrofe.

“Nuestro municipio es un municipio fronterizo y comercial, estamos dispuesto a recibir a nuestros hermanos colombianos y venezolanos; nosotros hemos hecho durante este tiempo todo lo posible por brindar las ayudas necesarias para esta población, incluso en este momento tenemos varios albergues”, señaló Rafael Solano, secretario de gobierno de Maicao.

Le puede interesar: Trabajadores del Cerrejón en paro, volvieron a manifestarse en La Guajira

El reto, es generar el menor traumatismo con el regreso de los ciudadanos venezolanos, para los pobladores de la zona y para los mismos extranjeros que esta vez migran en condiciones diferentes, en medio de una pandemia que ha generado millones de muertes y que ha causado una de las mayores crisis económicas en Colombia y el mundo.

[VIDEO] Migrantes venezolanos regresan a Colombia por falta de oportunidades en su país

Arauca

Arauca, con más de 256 mil habitantes, es uno de los puntos fronterizos entre Venezuela y Colombia. El desbordamiento que ha tenido la llegada de ciudadanos venezolanos a este departamento, tiene una explicación.

El Puente Internacional José Antonio Páez, que separa a Arauca con El Amparo en Venezuela, es el único paso legal pero además, se tienen 24 pasos irregulares.

Ante el inminente regreso de los migrantes por el departamento, la  comunidad expresa su preocupación ante el ingreso de los extranjeros teniendo en cuenta el riesgo que corren frente a la propagación de la Covid- 19.

Los habitantes coinciden en que la medida de ingreso de los venezolanos a Colombia no es prudente, no solo para el tema de salubridad sino de la economía y la seguridad. 

“La entrada de migrantes venezolanos por el municipio de Arauca es una situación sanitaria incontenible teniendo en cuenta las consecuencias de la Covid-19 como la economía de la región, la llegada de más personas complicaría aún más esta situación”. Adriana Rodríguez, habitante de Arauca. 

“Es una medida equivocada debido al tema de la pandemia, quedamos todos preocupados por la medida de reactivación del ingreso de migrantes por nuestro departamento”, dijo por su parte Carlos Mendoza, otro habitante.

“Como Araucano veo con preocupación la situación teniendo en cuenta la ola de inseguridad y de aumento de casos de coronavirus que tenemos en la región”, asegura Oscar González quien ha vivido en zona de frontera toda su vida.

Ante la reactivación económica y gradual de Colombia, se estima que cerca de 12 mil migrantes podrán ingresar al país de mera regular e irregular. Por esta razón, las autoridades departamentales se preparan conjuntamente con los alcaldes municipales y Migración Colombia para controlar la llegada masiva de los venezolanos.

“Hemos concluido en reunión con Migración Colombia, con la Administración Municipal de Arauca y con el grupo especial migratorio, iniciar las intervenciones sobre el territorio para devolver y expulsar a personas provenientes de Venezuela que se encuentren de forma irregular en el departamento, no podemos permitir que acciones registradas antes de la pandemia se vuelvan a presentar con ciudadanos venezolanos que no están debidamente identificados”, informó Merardo Tovar Altuna, secretario de gobierno de  Arauca. 

Lea además: Trabajadores del Cerrejón en paro, volvieron a manifestarse en La Guajira

Al inicio de la pandemia, a través del corredor humanitario regresaron  su país aproximadamente 20 mil venezolanos, de allí la necesidad de implementar la caracterización de los mismos para saber y controlar el paso por este departamento a Colombia. 

“Otra de las tareas encomendadas a las autoridades es tener una caracterización de los migrantes con el fin de tener un registro para entregar a las autoridades nacionales e internacionales". puntualizó Tovar. 

El fin de semana se determinó que el Puente Internacional José Antonio Paéz, cruce limítrofe sobre el río Arauca estará habilitado como corredor humanitario dos veces por semana, los lunes y miércoles, en donde se contará con el apoyo de las autoridades de salud quienes corroboraran el cumplimiento de las medidas de bioseguridad.

Fuente
Sistema Integrado de Información